bilderberg tercera guerra mundial - atentado niza

Niza: enclave de la «guerra justa»

¿Será el terrible suceso de Niza (el atentado en Niza como dicen los mass media) un episodio más de la Tercera Guerra Mundial de Bilderberg?

 

¿Por qué entonces el presidente Obama habla de la «guerra justa»? (al recoger el Nobel de la Paz). En una coyuntura internacional como la actual defendía la necesidad de la guerra para entrar en un periodo de paz. Teniendo como referencia, en este caso, el concepto de paz del imperio Bilderberg, que no es otro que el sometimiento de todos los seres humanos a su sistema. Primero una guerra sutil, después una guerra económica y psicológica y, finalmente, la clásica (pica en los enlaces si no conoces cómo funcionan estas tres etapas de la Tercera Guerra Mundial)[1].

El 5 de junio de 2010 me entrevistaron en un programa de debate de la cadena de televisión Telecinco donde reiteré que uno de los objetivos de Bilderberg era la Tercera Guerra Mundial. Los contertulios se rasgaron las vestiduras e intentaron desacreditarme. Seis años después el mundo entero está en guerra. Ya no soy la única que habla de una Tercera Guerra Mundial; incluso el Papa Francisco lo hace.

Hoy, tras los lamentabilísimos hechos ocurridos en la noche de ayer en Niza, estamos empezando a escuchar, una vez más, discursos políticos que a los que me seguís o me leéis os sonarán.

Así, por ejemplo, a primera hora de la mañana los españoles hemos tenido la oportunidad de ver en directo el discurso del Presidente en funciones, Mariano Rajoy, del que rescato este titular del diario ABC:[2]

 

 

¿No te suena haber escuchado o leído algo parecido antes?

 

 

Estas eran las palabras que recogía la periodista Noelia Ramos, también en el diario ABC[3], en este caso, del 12 de octubre de 2008; palabras pronunciadas por el entonces presidente de los Estados Unidos, George W. Bush, para anunciar al mundo que estábamos en una crisis global. Lo que no nos contaba es que dicha crisis fue planeada por ellos mismos y que fue objeto de debate en Bilderberg 2006, donde estuvo presente Pedro Solbes, ministro de Economía de la era Zapatero que, llegada la crisis, la negaba.

 

*(VÍDEO DE SOLBES NEGANDO LA CRISIS EL 3 DE JUNIO DE 2008 EN RNE)*

 

Este es solo un ejemplo de cómo Bilderberg ha logrado extrapolar su lenguaje a la población a través de los medios de comunicación que controla. Asistimos al manejo del lenguaje como instrumento para la instauración del pensamiento único. Global, derechos humanos, justicia, educación, progreso… Bilderberg utiliza un lenguaje sentimentalista, que estimula la emotividad, con grandes y elevados propósitos tras los que se esconde su verdadera razón de ser: imponer las mismas leyes, es decir sus leyes, a personas tan diferentes y con distintas tradiciones culturales como los orientales y los occidentales, los indios y los chinos, los germanos y los españoles. Se antoja una labor imposible sin la utilización de la mentira, la persuasión y la fuerza[4]. Ya lo avisó el banquero Paul Warburg (1896-1969):

 

“Guste o no guste, tendremos un gobierno mundial. La única pregunta es si se logrará mediante imposición o por consentimiento”

 

Por encima de todas las estrategias y tácticas que está utilizando el imperio Bilderberg, ¿cuál es el dispositivo absoluto por el que impone su poder? La guerra. Desde el origen del mundo, la fuerza bruta es el mecanismo por el que el más fuerte, o grupos débiles que unidos adquieren fuerza, dominan a otras tribus menos estructuradas o más pacíficas. Pero ¿es posible recurrir a ella en sociedades que aseguran salvaguardar la paz y la ley del derecho? Sí, cuando se plantea la amenaza de un peligro del que hay que defenderse. Entonces, mediante la propaganda lanzada desde los medios de comunicación, se persuade a los ciudadanos de que esa es la única solución, se maquillan las causan, se delimitan y catalogan los enemigos, se tergiversan los datos, el conocimiento, las emociones, los sentimientos, la historia y se extiende el miedo y el odio en el último paso hacia la guerra[5].

 

Y un ejemplo de cómo se lleva a cabo todo esto desde los mass media lo hemos tenido esta mañana en el programa Espejo público del Grupo A3 Media, donde hemos podido ver y escuchar a periodistas como Alfonso Rojo o a ex generales del ejército fomentando la islamofobia al decir que “todos estos actos tienen un elemento común: el Islam; y ahí es donde hay que meter el cuchillo”.

 

Tercera Guerra Mundial Bilderberg

Fuente imagen: perfil de Twitter de Francisco Marhuenda

 

Al final, tal y como he contado en innumerables ocasiones, el trasfondo de todo esto no es más que dinero y poder. El divide y vencerás siempre ha sido y será un arma muy efectiva. Así actúan los manipuladores en Oriente y Occidente, generando guerras civiles, armadas o dialécticas, e infiltrándose en ambos bandos para que el odio nunca recaiga (fundamental para eternizar el conflicto) y los beneficios (económicos y de poder) acaben en sus manos[6].

Por ello, hay que luchar para que la verdad florezca frente a la ignorancia y la mentira. Su guerra va en serio. Se trata de tu futuro, el de tus hijos y nietos. El futuro del ser humano. No podemos permanecer impasibles mientras experimentan para ponderar hasta dónde o cuánto aguantamos.

 

 

 

Fuente imagen cabecera: EFE

 

[1] Perdidos. ¿Quién maneja los hilos del poder? Los planes secretos del Club Bilderberg, pág. 205

[2] http://www.abc.es/espana/abci-rajoy-ofrece-francia-intensa-colaboracion-espana-ante-amenaza-global-terrorismo-201607150920_noticia.html

[3] http://www.abc.es/20081012/economia-economia/reconocemos-esta-seria-crisis-200810120528.html

[4] Los amos del mundo al acecho, pág. 53

[5] Perdidos. ¿Quién maneja los hilos del poder? Los planes secretos del Club Bilderberg, págs. 206 – 207

[6] Perdidos. ¿Quién maneja los hilos del poder? Los planes secretos del Club Bilderberg, pág. 35

foto de las azores

La servidumbre de los mass media a Bilderberg (I)

Es políticamente incorrecto creer en la existencia del Club Bilderberg, dudar de que el cambio climático sea generado por el interés de unos pocos hombres. Es políticamente incorrecto denunciar que la vacuna contra la gripe A atenta contra nuestro sistema inmunológico, que Obama no es quien asegura ser y que el núcleo duro de la masonería maneja los hilos del mundo. Es políticamente incorrecto afirmar que la élite de la sociedad global cree en Lucifer. Es políticamente incorrecto pretender vivir libremente en África y es políticamente incorrecto, sobre todo si lo hace una periodista, de hablar de un Periodismo domesticado.

Con un periodismo domesticado, de sueldos bajos y palabra censurada se ha perdido el discernimiento, el equilibrio, la claridad, la valentía, la crítica. Más que gobernados somos desgobernados y parece no importarnos. Hay que desenmascarar a los desalmados bárbaros. No se reacciona contra los causantes de la “crisis económica mundial” porque esperamos que quien ha provocado el problema debe arreglarlo. Pero, ¿cómo será el mundo después de este periodo de “recesión”? ¿Por qué lo han hecho? ¿Qué van a obtener?

Si los bilderbergs se reúnen para conducir a la humanidad hacia el mejor destino posible, si debaten para establecer un mundo legítimo y más justo ¿por qué se reúnen en secreto? ¿Cuál es el motivo que les impide hacer públicas las actas de sus reuniones? Si el club es una reunión de amigos con ideas comunes, ¿cómo es posible que sus recomendaciones e ideas se tornen posteriormente en leyes?

 

“Solo es noticia aquello que alguien quiere ocultar; lo demás es publicidad”- lord Northcliffe (uno de los principales magnates de la prensa inglesa de principios del siglo XX).

 

Los medios de comunicación globales se encargan de introducir favorablemente en la opinión pública, y de forma solapada y discreta, las ideas y fines proyectados por los bilderbergs para la consecución de su programa globalizador. Los medios de comunicación son herramientas indispensables para controlar el pensamiento y, como consecuencia inmediata, la acción social.

 

cristina martin jimenez en espejo publico

 

El objetivo es mantener alejados de la información verdadera a los receptores del mensaje, y para ello manipulan sin escrúpulos la realidad, de acuerdo a sus intereses propios, con el objetivo de influir y modelar el comportamiento colectivo.

Un ejemplo muy presente lo encontramos en la llamada ‘Guerra de Irak’. Para orientar la voluntad de la ciudadanía a favor de la misma, los gobernantes y sus líderes-manipuladores de opinión aseguraron que Saddam Hussein poseía armas de destrucción masiva y que era uno de los principales guardianes del terrorismo internacional.

Todos recordamos la foto de las azores con Bush, Blair y Aznar en el encuentro previo a la invasión en Irak. Una foto en la que siempre se nombra a estos tres ex presidentes pero no se nombra a un personaje clave: Durao Barroso, anfitrión del encuentro, que por aquél entonces era Primer Ministro Portugués y que posteriormente pasó a ser Presidente de la Comisión Europea y, ahora, miembro del Steering Commitee de Bilderberg, imperio para el que Barroso lleva trabajando mucho tiempo.

Años después sabemos que todo fue una mentira. Blair llegó a pedir disculpas, cosa que, ni mucho menos ha hecho, por ejemplo, Aznar.

 

 

Cuando un líder quiere convencer al pueblo acerca de la necesidad de emprender un proyecto determinado (por ejemplo la Guerra de Irak -defensa contra el terrorismo internacional), lo hace mediante la repetición infinita de un axioma, sea o no cierto. Porque en estos momentos en los que la sociedad se mueve a un ritmo vertiginoso no hace falta demostrarlo, no hay tiempo.

 

“En marzo de 1917, la gente de P. Morgan reunió a doce de los hombres más relevantes del mundo periodístico, a los que se les hizo seleccionar los periódicos más influyentes de los EEUU y determinar la cantidad necesaria de ellos para controlar la política general de la prensa diaria. Llegaron a la conclusión de que sólo era necesario hacerse con el control de veinticinco de los periódicos más importantes. Se llegó a un acuerdo: se compró la línea editorial de los periódicos, a los que se pagaba mensualmente, y se colocó a un director en cada diario que se encargaba de supervisar y corregir adecuadamente la información sobre militarismo, políticas financieras y otros temas de naturaleza nacional e internacional considerados vitales por los intereses de los compradores”.

 

Mass medias de todo el mundo capitalista se encargarán de aclamar, cual éxito humanitario, las nuevas propuestas de la ONU, de la Unión Europea o las conquistas de la OTAN entre las páginas de sus gigantes informativos. Para constatarlo solo tienes que echar un vistazo a sus informativos en sus televisiones, escuchar lo que te cuentan en sus programas de radio, en internet y en sus periódicos. Cada día. Cada hora. Cada instante.

 

En los próximos días el desenlace a este artículo…
puertas giratorias en bilderberg

¿Quo vadis, Bilderberg?

¿De dónde vienes, a dónde vas?, se preguntan los funcionarios de la Unión Europea cuando se cruzan al girar una puerta. Todos sabemos que cuando hablamos de puertas giratorias nos referimos a un cargo público que pasa a la esfera privada. Es decir, a una empresa a la que él, su gobierno o partido político beneficiaron de algún modo cuando eran representantes públicos. Por ello, una vez dejado el cargo, “como recompensa” acaban ejerciendo un papel de dirección en dicha entidad.

En España tenemos un interminable rosario de ejemplos: Felipe González en Gas Natural; Aznar, De Guindos y Elena Salgado en Endesa; Ángel Acebes o Rodrigo Rato en Bankia; Narcís Serra en Caixa Cataluña; Matías Rodríguez Inciarte en el Santander… Y así una larga lista.

Recordemos que Joseph Retinger, ideólogo del Club Bilderberg, con una red de contactos en Europa tan abundante y destacada como en Estados Unidos, y el magnate David Rockefeller fueron los más activos creadores del Club Bilderberg. Se decía que la influencia de Retinger era tal que solo tenía que descolgar un teléfono para tener hilo directo con el Despacho Oval.

Ya dijo el presidente de EEUU Woodrow Wilson (1913-1921) que

 

«Algunos de los hombres más importantes de Estados Unidos en el campo del comercio y de la industria temen a alguien y a algo. Saben que en algún lugar hay un poder tan organizado, tan sutil, tan vigilante, tan interconectado, tan completo y tan penetrante que es mejor no decir nada en su contra».

 

Según señaló Retinger en su libro de memorias, las invitaciones a Bilderberg «solo son enviadas a gente importante y generalmente respetada, que por su conocimiento especial o experiencia, sus contactos personales y su influencia en círculos nacionales e internacionales pueden llevar más lejos los objetivos de Bilderberg». Una observación que encierra la esencia misma del Club, de naturaleza propiamente masónica, en el que los “hermanos” se ayudan los unos a los otros para alcanzar los objetivos previstos.

Si a nivel español podemos hablar de puertas giratorias para los casos que hemos citado más arriba, imagina qué puede suceder cuando entre tus contactos —esos con los que en Bilderberg te reúnes de forma “discreta” una vez al año —, están los propietarios y altos ejecutivos de multinacionales como Nokia, Coca-Cola, Pepsi Co, Google, Facebook, Amazon, Danone, la compañía petrolera noruega Statoil y la holandesa Royal Dutch Shell, la multinacional farmacéutica Novartis, Danish Oil and Gas Corporation, Siemens, Renault, BMW, DaimlerChrysler, Telecom, Repsol o Heineken N.V., por nombrar algunas, así como Goldman Sachs, Deutsche Bank, TD Bank Group. Morgan, Warburg y Wallenberg, Barclays, HSBC, Lazard Frères, Mediobanca Italia, Austrian Control Bank, inversoras KKV, el clan Rothschild, The Washington Post, Grupo Prisa, Financial Times,  Radio Internacional Australiana, Naional Post Newspaper, The Economist, The New York Times, The Wall Street Journal, Die Zeit, Le Figaro, La Repubblica… Y la lista podría continuar de forma ilimitada.

Precisamente, el Observatorio Corporativo Europeo (CEO) —el grupo de investigación que denuncia el acceso privilegiado y la influencia de determinadas empresas y sus grupos de presión en la formulación de políticas de la UE—, publicó recientemente el informe The revolving doors spin again, en el que trata este tema. Veamos algunos de los ejemplos con los que pone en evidencia cómo destacados funcionarios de la UE “saltaron desde sus despachos en Bruselas a empresas privadas u organizaciones vinculadas con las grandes multinacionales. Todo, después de haberse codeado durante años o lustros con las élites políticas y económicas mundiales desde sus sillones de máximos dirigentes europeos, los mismos que les permitieron dictar normativas que afectan a 500 millones de ciudadanos”. Esto tiene un nombre: corrupción.

 

Durao Barroso

durao barroso bilderbergEl ex Presidente de la Comisión Europea fue fichado por Bilderberg en los años 90, a cuyas reuniones asistió antes de llegar al máximo órgano de la UE. Desde que dejó el cargo, ha tenido relaciones y distinciones de todo tipo en empresas y universidades del más alto estatus. Pero sobre todo quiero destacar que su puesto más escandaloso es su nombramiento como uno de los 33 miembros del Steering Commitee de Bilderberg. Con este hecho, la relación entre Bilderberg y la UE ha quedado tan clara que hasta un niño de seis años comprendería que ambas instituciones son lo mismo. Pero para que no sea tan evidente que Bilderberg es quien manda, utiliza una sociedad pantalla, la Comisión Europea. O sea, que a todos los europeos nos gobiernan nuestros peores enemigos. Es como poner al lobo a cuidar de las ovejas.

Durao Barroso sucede en el cargo del Steering Committe a su compatriota Francisco Pinto Balsemao, fundador del Partido Social Demócrata en 1974 y que ocupó el cargo de primer ministro de Portugal entre enero de 1981 y junio de 1983. Es además, el mayor accionista del grupo de comunicación Impresa. Como sabemos, para todo bilderberg que se precie es fundamental manejar la información que las personas recibimos porque es el instrumento con el que pretenden controlar y manejarnos a todos.

Junto a Durao, destacan varios comisarios europeos que estuvieron a su cargo. Veamos algunos:

 

Viviane Reding

viviane reading bilderbergLa política luxemburguesa ha sido vicepresidenta de la Comisión Europea y también comisaria de Justicia, Derechos Fundamentales y Ciudadanía; comisaria de información y los media en la Comisión Europea; así como comisaria de Educación y Cultura. Entre las empresas con las que tiene conexión Reading se encuentra Agfa-Gevaert (presente en Bilderberg en 1983 y 1984) y relacionada con el mundo de la imagen e incluso de la medicina, Bertelsmann (empresa de medios de comunicación multinacional) o Nyrstar (relacionada con la industria minera).

Fue invitada a la reunión de Bilderberg de 2014 después de realizar unas declaraciones, a colación de las escuchas norteamericanas a líderes europeos, en las que aseguraba que si ellos habían espiado a los europeos, estos estaban en el derecho de espiarlos a ellos. Fue entonces cuando Bilderberg le dijo algo así: ven aquí, bonita, que te vamos a explicar unas cuantas cuestiones que aún no entiendes. ¿Que tú vas a espiar a quién?

Tras su paso por el oscuro cónclave ha mantenido la boca cerradita y se le han quitado las ganas de espiar a nadie.

 

Neelie Kroes

Neelie Kroes BilderbergCon Barroso fue la comisaria europea de Competencia en la Comisión Europea. Actualmente ocupa el cargo de vicepresidenta y comisaria de Agenda Digital. Asesora de Bank of América y el Open Data Institute. No está nada mal. Tiene asegurada una buena pensión.

 

Karel De Gucht

Karel De GuchtEx comisario europeo de Comercio. Miembro de los consejos de administración de Belgacom, ahora conocido como Proximus, que estuvo representado en Bilderberg los años 1984, 1995 y 1998; Merit Capital NV; CVC Partners; y otros.

Como dijo Retinger: «que pueden llevar más lejos los objetivos de Bilderberg».

 

Joaquín Almunia

Joaquín Almunia BilderbergComisario de economía de la Unión Europea hasta que Durao Barroso le encomendó una vicepresidencia y las riendas de la cartera de Competencia. Relacionado con Enel (empresa italiana del sector eléctrico presente en Bilderberg los años 2003, 2004, 2010 y 2012), el banco ING, JP Morgan y otros. Parece que no le va nada mal desde su batacazo electoral al que fuera Secretario General del PSOE tras Felipe González. No hay nada como rodearse de buenos amigos.

 

 

Siim Kallas

Siim Kallas BilderbergVicepresidentes y comisario de Administración, Auditoría y Lucha contra el Fraude en el primer mandato de Barroso. Vicepresidente de la Comisión y comisario de Transporte en el segundo mandato. Ahora, entre otros, es consultor para Nortal; asesor especial comisionado Dombrovskis y presidente del grupo de alto nivel de la Comisión de Expertos Independientes en Europa sobre Fondos Estructurales y de inversión. ¿Alguien puede creer que este grupo tenga algo de “independiente”?

 

La lista de personas que solo bajo el mandato de Durao Barroso en la Unión Europea ha entrado y salido y vuelto a entrar desde la empresa privada al ámbito público sería interminable. Vamos, como Pedro por su casa. ¿Para qué crees que Bilderberg fundó la UE? ¿Para el pueblo? Claro, como siempre. Todo para el pueblo, pero esta vez sin el pueblo.

Esta es solo una pequeña muestra para que se vea con claridad meridiana que si para la “casta” española las puertas giratorias son el camino habitual, para la “super casta” no es más que su pan de cada día.

tercera guerra mundial atentado paris

La excusa para la Tercera Guerra Mundial será la religión

Debido a los acontecimientos de barbarie de los últimos días, semanas y meses, quiero compartir contigo el final del tercer capítulo de Perdidos, La Tercera Guerra Mundial, en el que reflexiono si la excusa para la guerra será la religión:

 

¿No estamos ya en guerra? En una sola guerra con varios frentes como Afganistán, Pakistán, Irak, Somalia, Siria, Libia… Y no nos olvidemos de Israel, Palestina, Turquía, el Congo, etcétera. De una manera u otra, todas las superpotencias están implicadas en la guerra, ¿y no es esto una guerra internacional? Tenemos desplegadas las fuerzas de la OTAN y la ONU por tantos puntos del planeta que es inevitable hablar de guerra mundial. Pero aún será más grave. Durante mucho tiempo he pensado que Irán podría ser el detonante de esta Tercera Guerra Mundial, pero solo los amos del poder saben cuándo y dónde apretarán el botón.

De momento parece claro que vamos directos a la guerra, que fue declarada oficialmente en 2001 por el entonces presidente George W. Bush contra el «terrorismo internacional» tras el atentado a las Torres Gemelas. Algunos autores hablaron entonces de autoatentado. Afirmaban que Estados Unidos se había atacado a sí mismo para disponer de una excusa con la que declarar la guerra a Irak. Pero en realidad no fue el gobierno estadounidense, sino una facción de este, el gobierno invisible de los amos del poder.

 

 

El poeta Charles Baudelaire escribió: «La más hermosa de las jugadas del diablo es persuadirte de que no existe». Precisamente esa ha sido durante mucho tiempo la victoria de Bilderberg, hacernos creer que su existencia como gobierno invisible era pura ficción. Pero ahora su rostro está desvelado. Ahí están sus miembros, sus acciones y sus botines de guerra. Con estos datos ya pueden comenzar a recuperar el rumbo perdido. Dijo el genial físico Albert Einstein: «No sé cómo será la Tercera Guerra Mundial, pero la Cuarta será con piedras y lanzas».

Lo que sí veo claro es que los mercaderes harán una guerra religiosa. La defensa de la religión como excusa, ya sea esta la religión ecológica o la religión humana. Europa tiene que reaccionar. Europa no estaba dormida, estaba muerta y parece que está despertando. Hay señales de esperanza, pero la guerra nos acecha, está amenazando con desencadenarse cualquier día y los bandos están armándose. No seamos ingenuos, no creamos que no van a hacerla estallar el día menos pensado, porque ocurrirá.

Organicemos nosotros, el pueblo del planeta, la Cuarta Guerra Mundial. Que sea una guerra donde las armas sean los hechos que han cometido y cometen estos criminales contra la vida en todos sus aspectos. Que se juzgue su maldad e iniquidad, que se juzguen sus muertes masivas ejecutadas en nombre de sus falsos dioses (el dios dinero, el dios mercado, el dios de la superpoblación…). Que se juzguen sus mentiras, sus complots, sus maquinaciones, sus tergiversaciones de la historia, sus guerras genocidas y económicas, sus guerras espirituales. Sus robos y saqueos. Sus secretos —como denunció Kennedy—, sus ataques a la libertad individual y comunitaria. Sus palabras asesinas, sus odios. Su aplastante maquinaria contra los derechos humanos y la democracia. Esa es nuestra guerra. Esa es nuestra lucha. Nuestro ejército: todos los seres humanos de la Tierra.

 

Fuente imagen cabecera: AFP (Agence France-Presse)
paris y la tercera guerra mundial

París y la Tercera Guerra Mundial

Los que hace años reían, la noche del pasado viernes al sábado se llevaban las manos a la cabeza. Bueno, sé que no todos. Son varios años y obras tratando el tema de la Tercera Guerra Mundial, y son muchas las personas, algunas de ellas periodistas al servicio del imperio Bilderberg, intentando desacreditarme. Pero el tiempo pone a cada uno en su sitio.

Ha sido abrumador constatar que mientras desde las redes sociales, Twitter sobre todo, el mundo entero se hacía eco de este nuevo episodio de guerra en suelo de parisino, los mass media españoles seguían a lo suyo, con sus programas de imitaciones, programas rosas y películas. Y mientras, el pueblo clamando contra ellos porque quería información. Un ejemplo más de que en los medios no tenemos lo que queremos; el que los consume, elige entre lo que le ponen por delante. Las únicas excepciones fueron 13TV y el Canal 24 horas de RTVE.

Tras la tragedia sucedida en París, quiero hoy compartir algunas líneas que encontrarás en Perdidos pues considero que son pertinentes:

 

«La guerra no determina quién tiene razón, solo quién muere.» Bertrand Russell (1872-1970), filósofo, matemático y escritor inglés.

 

En Europa han convivido y conviven, con sus tensiones y sus guerras, las tres civilizaciones monoteístas (musulmanes, cristianos y judíos). Y alguien se está preocupando desde hace décadas de inocular el virus del rumbo perdido y transformarlo en odio que acreciente esas tensiones en vez de tender puentes para derribarlas. Mientras los amos del mundo manejan los hilos de la guerra, el pueblo humano debe centrarse en manejar los hilos de la paz.

Cuando Barack Obama recibió el Premio Nobel de la Paz, en diciembre de 2009, a pesar de que aún sigo preguntándome por qué se lo concedieron si no le había dado tiempo a hacer nada, ni a favor ni en contra de la paz, en su discurso en Ginebra defendió la «guerra justa». En una coyuntura internacional como la actual defendía la necesidad de la guerra para entrar en un periodo de paz. Teniendo como referencia, en este caso, el concepto de paz del imperio Bilderberg, que no es otro que el sometimiento de todos los seres humanos a su sistema. No olvidemos lo que nos enseñó el periodista Eric Blair, más conocido por su seudónimo George Orwell:

 

La guerra es la paz.

La libertad es la esclavitud.

La ignorancia es la fuerza.

1984.

 

 

De la misma manera que hay grupos creados para sembrar el odio entre los europeos, en otros países se incentiva el odio contra los americanos. Para los islamistas radicales Occidente es el gran Satán.

Por encima de todas las estrategias y tácticas que está utilizando el imperio Bilderberg, ¿cuál es el dispositivo absoluto por el que impone su poder? La guerra. Desde el origen del mundo, la fuerza bruta es el mecanismo por el que el más fuerte, o grupos débiles que unidos adquieren fuerza, dominan a otras tribus menos estructuradas o más pacíficas. Pero ¿es posible recurrir a ella en sociedades que aseguran salvaguardar la paz y la ley del derecho? Sí, cuando se plantea la amenaza de un peligro del que hay que defenderse. Entonces, mediante la propaganda lanzada desde los medios de comunicación, se persuade a los ciudadanos de que esa es la única solución, se maquillan las causan, se delimitan y catalogan los enemigos, se tergiversan los datos, el conocimiento, las emociones, los sentimientos, la historia y se extiende el miedo y el odio en el último paso hacia la guerra.

Realmente, anhelan el inicio de una nueva guerra desde hace décadas. La pregunta es, ¿cuándo sucederá? Los últimos atentados en el maratón de Boston, en Londres y en París han sido atribuidos por los portavoces oficiales al islamismo radical. Tras el de Londres, los jefes religiosos islámicos se apresuraron a afirmar que esos actos terroristas no tienen nada que ver con el islam, que el islam es una cuestión muy diferente a la que se predica en Occidente. Suenan tambores de guerra, ¿cuál será la llama que la prenda definitivamente?

Está el conflicto de Corea del Norte. Está la guerra de Siria, alentada al estilo inventado por Rothschild de armar a los dos bandos para luego recoger el botín. Siria está siendo destruida y quien sufre los efectos del feroz belicismo es el pueblo, como siempre.

Por otra parte, la guerra de Afganistán, un país cuyas fronteras artificiales concentran en un mismo territorio culturas de universos tan distintos que el conflicto continuado era, más que inevitable, una cuestión de lógica. «Después de haber estado varias veces destinado en Afganistán —me confía un sargento del Ejército británico— he llegado a la conclusión de que aquello está hecho a propósito para que siempre estén peleándose entre ellos.» Mientras, los amos del sistema se benefician de sus riquezas y su posición estratégica.

 

paris y la tercera guerra mundial - hollande

EFE/Eric Feferberg

 

Podría seguir escribiendo más, pero lo dejo aquí. Lamentablemente, el tiempo me vuelve a dar la razón y esto que escribí en Perdidos hace ya más de dos años está más vigente que nunca.

Déjennos vivir en paz.

 

Fuente imagen de cabecera: elintransigente.com