colas primark gran via madrid

La industria textil como instrumento de control de la población

Jueves 7 de enero. Son casi las 10 de la mañana y el centro de Sevilla se encuentra abarrotado. Centenares de personas han salido muy temprano esta mañana, a pesar del frío, y se han dirigido al centro de la ciudad. Unos en el metro, otros en el autobús, y algunos valientes, en su propio vehículo. Hace una hora las cafeterías estaban llenas. Las tostadas y el café caliente iban y venían. O los churros con chocolate, que hoy es día para ello. Pero eso fue hace una hora. Ahora, esa ingente marea humana se agolpa a las puertas del Corte Inglés del Duque (la Plaza del Duque de la Victoria, Sevilla) o de cualquiera de las tiendas de moda de la zona. Incluso amigas mías, que han cogido estos días de vacaciones, se han montado en su vehículo a las 7 de la mañana y han salido dirección del Primark de Jerez de la Frontera o el de Huelva. Una amiga madrileña, periodista, me cuenta que la han mandado a cubrir la zona de la Gran Vía, donde esperan record en el nuevo Primark. Horas de cola, me contaba, para conseguir una supuesta ganga. Por fin, comienzan las rebajas.

¿Cuál es el secreto de esas supuestas “gangas”?

Domingo 21 de febrero. Ha pasado un mes y medio desde entonces y muchas de esas miles de personas que se agolpaban por conseguir una supuesta ganga en cualquiera de los miles de centros relacionados con la industria textil en nuestro país se encuentran cenando y dispuestos a ver en programa Salvados. Hoy el programa va sobre la industria textil. El hashtag #FashionVictims rápidamente consigue llegar a los Trending Topic de Twitter aupado por esos indignados espectadores que no pueden creer que los vaqueros que habían llevado puestos durante el día de hoy, comprados en las rebajas, estaban realizados por una persona de un lugar cualquiera de Asia que cobra al mes apenas 100 $ por hacer centenares de vaqueros como ese.

Leyendo todo esto mi mente vuela hacia el documento que yo califico como la biblia del sistema Bilderberg. Una parte del mismo fue entregado a los asistentes a la primera reunión del Club, en 1954. Era toda una declaración de sus intenciones y de su visión del mundo. En su guerra sutil y discreta contra el mundo, Bilderberg utiliza instrumentos como el trabajo, la cultura o el ocio como instrumento de control de la población.

 Fútbol y centros comerciales para mantener a la sociedad entretenida, distraída de los asuntos políticos, es uno de sus objetivos. Se trata de la versión actual del pan y circo del Imperio romano.

Esta estrategia de distracción que les obstaculiza a los seres humanos alcanzar el conocimiento de la verdad también está planificada en la guerra tranquila, y su síntesis es la siguiente:

Medios de comunicación: mantienen la atención del público adulto distraído, lejos de los verdaderos problemas sociales, cautivándolo con temas sin importancia real.

— Enseñanza: mantienen a la sociedad ignorante de las verdaderas matemáticas, de la verdadera economía, de la verdadera ley y de la verdadera historia.

— Espectáculos: mantienen el entretenimiento del público debajo del nivel de los doce años de edad.

— Trabajo: mantiene a la sociedad ocupada, sin tiempo para pensar; de vuelta a la granja con los demás animales. Mediante la crisis ha impuesto un sistema en el que se alarga el horario de trabajo al tiempo que se devalúa el salario.

 

La industria textil como instrumento de control de la población

Fuente imagen: http://legal.practicopedia.lainformacion.com

 

El ocio  como instrumento de control de la población

El ocio está programado o diseñado.

Y a llenar el armario de ropa. «[…] en la conducción de nuestras vidas, simplemente estamos obligados a inclinarnos ante los deseos de los grandes productores; a comer los alimentos y a vestirnos con la ropa que ellos deciden que debemos comprar. […] El método más irresistible para hacer manipulable a grandes masas de población a través de la igualitarización de sus apetencias lo ofrece la moda», señaló Konrad Lorenz en su mencionado libro Los ocho pecados mortales de la humanidad civilizada.

El consumismo como ocio. Los fines de semana, los grandes centros comerciales se llenan de consumidores locos por adquirir las últimas prendas de moda. He viajado por gran parte del mundo, comprobando que los jóvenes orientales y occidentales visten igual. Van uniformados. Me ha sorprendido bastante.

 

El trabajo como instrumento de control de la población

Hay dos estrategias. Mantener al ser humano en un continuo estrés laboral, como animales en la granja, sin tiempo para pensar sino para ejecutar. Y con la llegada de la crisis comenzaron los recortes laborales y los despidos, lo que significa que quienes aún conservan el trabajo lo hacen durante más horas y con menos sueldo.

La otra táctica puesta en marcha en este sector de la vida humana es que no puedes sobresalir porque tus compañeros te clavarán el puñal a la mínima de cambio. Debes pasar desapercibido si quieres conservar el trabajo. No solo la jerarquía sino tus colegas reprimen tu talento.

 

Viernes 1 de julio de 2016. Tendremos conformado ya, o no, quién sabe, un nuevo Gobierno en España. Pero pocos en la Plaza del Duque estarán con su cartucho de churros en una mano y su chocolate caliente en la otra. Aunque sean las 10 de la mañana, en esa época en Sevilla ya estaremos a 30 ºC a la sombra, o más. De algo sí estoy segura. De aquí a entonces, la mayoría de esos indignados porque Inditex (Zara y Bershka), El Corte Inglés, Cortefield, Carrefour España o Primark, solo por decir algunas, estén en la lista de empresas vinculadas a la explotación que se lleva a cabo en el negocio textil, ya lo habrán olvidado y, una vez más, a las 10 de la mañana, las puertas de los centros comerciales estarán abarrotadas con personas dispuestos a adquirir lo último y más barato para estar a la moda. A la moda que el imperio Bilderberg nos vende desde sus mass media, su otro gran instrumento de control de la población.

 

 

Fuente imagen cabecera: http://periodicodigital.eusa.es
foto de las azores

La servidumbre de los mass media a Bilderberg (I)

Es políticamente incorrecto creer en la existencia del Club Bilderberg, dudar de que el cambio climático sea generado por el interés de unos pocos hombres. Es políticamente incorrecto denunciar que la vacuna contra la gripe A atenta contra nuestro sistema inmunológico, que Obama no es quien asegura ser y que el núcleo duro de la masonería maneja los hilos del mundo. Es políticamente incorrecto afirmar que la élite de la sociedad global cree en Lucifer. Es políticamente incorrecto pretender vivir libremente en África y es políticamente incorrecto, sobre todo si lo hace una periodista, de hablar de un Periodismo domesticado.

Con un periodismo domesticado, de sueldos bajos y palabra censurada se ha perdido el discernimiento, el equilibrio, la claridad, la valentía, la crítica. Más que gobernados somos desgobernados y parece no importarnos. Hay que desenmascarar a los desalmados bárbaros. No se reacciona contra los causantes de la “crisis económica mundial” porque esperamos que quien ha provocado el problema debe arreglarlo. Pero, ¿cómo será el mundo después de este periodo de “recesión”? ¿Por qué lo han hecho? ¿Qué van a obtener?

Si los bilderbergs se reúnen para conducir a la humanidad hacia el mejor destino posible, si debaten para establecer un mundo legítimo y más justo ¿por qué se reúnen en secreto? ¿Cuál es el motivo que les impide hacer públicas las actas de sus reuniones? Si el club es una reunión de amigos con ideas comunes, ¿cómo es posible que sus recomendaciones e ideas se tornen posteriormente en leyes?

 

“Solo es noticia aquello que alguien quiere ocultar; lo demás es publicidad”- lord Northcliffe (uno de los principales magnates de la prensa inglesa de principios del siglo XX).

 

Los medios de comunicación globales se encargan de introducir favorablemente en la opinión pública, y de forma solapada y discreta, las ideas y fines proyectados por los bilderbergs para la consecución de su programa globalizador. Los medios de comunicación son herramientas indispensables para controlar el pensamiento y, como consecuencia inmediata, la acción social.

 

cristina martin jimenez en espejo publico

 

El objetivo es mantener alejados de la información verdadera a los receptores del mensaje, y para ello manipulan sin escrúpulos la realidad, de acuerdo a sus intereses propios, con el objetivo de influir y modelar el comportamiento colectivo.

Un ejemplo muy presente lo encontramos en la llamada ‘Guerra de Irak’. Para orientar la voluntad de la ciudadanía a favor de la misma, los gobernantes y sus líderes-manipuladores de opinión aseguraron que Saddam Hussein poseía armas de destrucción masiva y que era uno de los principales guardianes del terrorismo internacional.

Todos recordamos la foto de las azores con Bush, Blair y Aznar en el encuentro previo a la invasión en Irak. Una foto en la que siempre se nombra a estos tres ex presidentes pero no se nombra a un personaje clave: Durao Barroso, anfitrión del encuentro, que por aquél entonces era Primer Ministro Portugués y que posteriormente pasó a ser Presidente de la Comisión Europea y, ahora, miembro del Steering Commitee de Bilderberg, imperio para el que Barroso lleva trabajando mucho tiempo.

Años después sabemos que todo fue una mentira. Blair llegó a pedir disculpas, cosa que, ni mucho menos ha hecho, por ejemplo, Aznar.

 

 

Cuando un líder quiere convencer al pueblo acerca de la necesidad de emprender un proyecto determinado (por ejemplo la Guerra de Irak -defensa contra el terrorismo internacional), lo hace mediante la repetición infinita de un axioma, sea o no cierto. Porque en estos momentos en los que la sociedad se mueve a un ritmo vertiginoso no hace falta demostrarlo, no hay tiempo.

 

“En marzo de 1917, la gente de P. Morgan reunió a doce de los hombres más relevantes del mundo periodístico, a los que se les hizo seleccionar los periódicos más influyentes de los EEUU y determinar la cantidad necesaria de ellos para controlar la política general de la prensa diaria. Llegaron a la conclusión de que sólo era necesario hacerse con el control de veinticinco de los periódicos más importantes. Se llegó a un acuerdo: se compró la línea editorial de los periódicos, a los que se pagaba mensualmente, y se colocó a un director en cada diario que se encargaba de supervisar y corregir adecuadamente la información sobre militarismo, políticas financieras y otros temas de naturaleza nacional e internacional considerados vitales por los intereses de los compradores”.

 

Mass medias de todo el mundo capitalista se encargarán de aclamar, cual éxito humanitario, las nuevas propuestas de la ONU, de la Unión Europea o las conquistas de la OTAN entre las páginas de sus gigantes informativos. Para constatarlo solo tienes que echar un vistazo a sus informativos en sus televisiones, escuchar lo que te cuentan en sus programas de radio, en internet y en sus periódicos. Cada día. Cada hora. Cada instante.

 

En los próximos días el desenlace a este artículo…
papa francisco en cuba

El Papa Francisco y la Tercera Guerra Mundial

¿Te has planteado por qué dice el Papa Francisco que “el mundo vive en una atmósfera de Tercera Guerra Mundial”? En este artículo vamos a intentar arrojar algo de luz a estas declaraciones del Papa, que no son las primeras que realiza sobre este tema. Lo ha advertido en misas y en cementerios.

En mi libro Perdidos escribí que Bilderberg es «una máquina altamente eficiente que combina operaciones militares, diplomáticas, de inteligencia, económicas, científicas y políticas»[1].

Hace cinco años advertí públicamente en un programa de la cadena de televisión Telecinco que Bilderberg estaba buscando la III Guerra Mundial, pero los periodistas presentes en el debate se echaron a reír. Hoy ninguno se reiría. Voy a buscar el vídeo entre mis archivos para colgarlo en el blog.

Como sabes, a finales del pasado año conocimos la noticia de la intermediación del Papa Francisco entre EE.UU. y Cuba en relación al bloqueo que mantenía el primero sobre el país caribeño desde hacía más de medio siglo. Unas reuniones secretas que vieron la luz y que han llevado al pontífice a visitar Cuba y EE.UU. estos días.

“Creo que el mundo tiene sed de paz, por las guerras, los migrantes, la gente que escapa de conflictos y muerte”

Cualquiera de nosotros suscribiría estas palabras del Papa Francisco. Pero desde que el mundo es mundo uno de los mayores negocios, sino el que más, es el negocio de la guerra. Y tanto es así que a la fórmula de financiar a ambos bandos de una guerra se la conoce como fórmula Rothschild: ese ente ahora conocido como “los mercados” financia las armas de un bando y de otro para que hagan la guerra y, más tarde, el pueblo derrotado tenga que recurrir a la financiación de los mercados para su reconstrucción ladrillo a ladrillo.

“El mundo necesita reconciliación en esta atmósfera de tercera guerra mundial por etapas que estamos viviendo”

Acerca de estas declaraciones del Papa me retrotraigo al artículo publicado en El Confidencial el 3 de junio del año pasado, titulado como “Bilderberg 2014: estos son los planes de los poderosos para el mundo (y para España)” en el que declaré que en Bilderberg 2014 “gran parte de las conversaciones han girado en torno a posibles conflictos armados en Rusia, China y Oriente Medio”, por ello,  “lo que han consensuado es que de aquí a unos meses o un año va a haber una gran reestructuración militar, económica y comercial originada por un cambio importante en la historia del mundo: un conflicto bélico de grandes dimensiones”.

Solo tienes que encender la televisión, conectarte a la radio, entrar en internet o leer un periódico para darte cuenta que estamos inmersos en la Tercera Guerra Mundial. Hay conflictos en todas las partes del mundo: Asia, Oriente Medio, Sudamérica, África… Tenemos las tropas de la ONU desplegadas por todo el mundo. Pero fíjate en el dato: el Papa habla de una “tercera guerra mundial por etapas”. ¿Te suena?

Tal y como publiqué en Perdidos y te conté en este blog hace ya algún tiempo, la actual guerra mundial no es como la que conocemos, sino que está dividida en tres fases:

Primera fase: la guerra sutil y discreta

El objetivo de esta guerra sutil y discreta, lanzado desde frentes como la cultura, la enseñanza, la comunicación, el ocio, etc., es adiestrarnos negativamente con el fin de deshumanizarnos y convertirnos en esclavos; sus esclavos. Pretenden que todos y cada uno de nosotros sintamos lo mismo ante los temas que llevan a las portadas de sus medios de comunicación de masas.

Segunda fase: la guerra económica y psicológica

Para los amos del mundo, la guerra es un instrumento de organización social. La crisis es una guerra económica para establecer una esclavitud humana más sofisticada, acorde a su concepto de sociedad global que ellos mismos nos están imponiendo. Los que antes eran ricos, ahora lo son aún más mientras la mayoría del planeta se empobrece. Y para ello no han dudado en hacer caer a algunos de sus peones como Dominique Strauss Kahn o Rodrigo Rato. La táctica ha sido eliminar a un determinado número de corruptos para dejarlo en manos de un número de corruptos aún más reducido. Ahí tienes la explicación por la que, de la noche a la mañana, cual trueno en el cielo que perturba el silencio y la oscuridad de la noche, se produjera el ataque a ciertas personas e instituciones que tiempo atrás parecían intocables.

Tercera fase: la guerra mundial clásica

Lo ocurrido en la entrega del Nobel de la Paz a Obama es un hecho sin precedentes, pues nunca antes ninguno de los galardonados aludió a la necesidad de una guerra en un momento en el que se recoge un premio por una supuesta contribución a la paz. Obama nos habló de la “guerra justa”.

¿Y cómo se crea una guerra justa?

Planteamos la amenaza de un peligro del que hay que defenderse. Entonces, mediante la propaganda lanzada desde los medios de comunicación, se persuade a los ciudadanos de que esa es la única solución, se maquillan las causan, se delimitan y catalogan los enemigos, se tergiversan los datos, el conocimiento, las emociones, los sentimientos, la historia y se extiende el miedo y el odio en el último paso hacia la guerra. Así unos mueren, otros huyen de sus territorios, otros se enriquecen (vuelvo a hacer referencia a la fórmula Rothschild) y otros reciben Nobeles sin haber hecho nada para merecerlos. Bueno, sí, llevar a cabo las órdenes.

 

Sería una ilusa por mi parte pensar que estas declaraciones de Francisco sobre la Tercera Guerra Mundial por fases sea porque ha leído Perdidos. Lo que sí me queda es que, al igual que yo, el Papa se ha dado cuenta de esta guerra y lo declara. Muchos de mis lectores me contáis que antes la negaban y ahora sois conscientes de ella.

La III Guerra Mundial, como advierto en Perdidos, solo podría ocurrir entre Occidente y el Islam.

Y tú, ¿piensas que estamos en la Tercera Guerra Mundial?

 

[1] Perdidos ¿Quién maneja los hilos del poder? Los planes secretos del Club Bilderberg, página 55

Fuente imagen de cabecera: infobae.com
bilderberg y cataluña javier solana

¿Qué piensa Bilderberg sobre la posible independencia de Cataluña?

En estas semanas me habéis preguntado por la postura del Club Bilderberg ante el proyecto independentista catalán. Precisamente respondí a esa pregunta en Televisió de Catalunya, en el programa Els matins de TV3.

Fue una entrevista muy interesante. Me entrevistó Elena García Melero, periodista que, a diferencia de otros, me escuchó y me hizo preguntas muy oportunas e inteligentes. Os recomiendo verla entera. Si solo os interesa el tema de Cataluña, lo encontraréis al final.

Y si por si a alguno de vosotros os quedaba alguna duda después de verme en esta entrevista, agrego esta noticia en la que el bilderberg Javier Solana, ex secretario general de la OTAN y ex secretario general del Consejo de Europa (es decir, el primer presidente oficioso de la UE antes de la entrada en vigor del Tratado de Lisboa) asegura que la UE no tolerará una Cataluña independizada. Además, Solana advierte que será expulsada de la OTAN [1].

 

[1] http://www.abc.es/elecciones/catalanas/2015/abci-solana-otan-201509231051.html
Fuente imagen cabecera: elconfidencial.com

 

Guerra Mundial

Tercera Guerra Mundial (fase 3): la guerra mundial clásica (II parte)

En el día de hoy vamos a concluir la serie de capítulos que iniciamos meses atrás relativos a la Tercera Guerra Mundial y que podrás encontrar mucho más detallado en el tercer capítulo de Perdidos ¿Quién maneja los hilos del poder? Los planes secretos del Club Bilderberg.

 

La I parte de este capítulo sobre la fase 3 la concluíamos con una pregunta: ¿en una sociedad que asegura salvaguardar la paz y la ley del derecho es posible recurrir a la guerra?

Sí, cuando se plantea la amenaza de un peligro del que hay que defenderse. Entonces, mediante la propaganda lanzada desde los medios de comunicación, se persuade a los ciudadanos de que esa es la única solución, se maquillan las causan, se delimitan y catalogan los enemigos, se tergiversan los datos, el conocimiento, las emociones, los sentimientos, la historia y se extiende el miedo y el odio en el último paso hacia la guerra.

Antes el pueblo sabía identificar a los enemigos y los enfrentaban con las armas o se sometían al imperio. Pero hoy usan a sus soldados políticos para esbozar discursos excelsos en defensa de la democracia, la justicia y la paz. Mientras en secreto construyen su mercado global, que es lo que les interesa, usando a las personas como otra mercancía más. Por ello, porque se ocultan, porque no dan la cara, porque están disfrazados y ponen delante a quienes manejan los hilos para ellos, el pueblo se siente perdido. Quiere luchar, defenderse, ¿pero contra quién? Los medios de comunicación los conducen al laberinto, están perdidos.

 

La guerra contra la vida

Desde el año 1936, la Fundación Rockefeller sustenta económicamente políticas eugenésicas. Doctrina que defienden la necesidad de frenar el crecimiento humano para evitar una superpoblación argumentando el impacto negativo que un elevado número de habitantes provocaría en el medio ambiente. ¿No les recuerda a la Carta de la Tierra, a la religión única de la ONU en la que la ecología tiene más valor que la vida humana? De ahí que se haga imprescindible, según Rockefeller, aprobar políticas eugenésicas.

O frenamos la superpoblación o el planeta explota. Siempre hace falta un peligro para que aparezca un salvador.

Mientras ellos acaparan no solo riquezas sino espacios, son propietarios de islas, mansiones, extensiones que equivalen a países o Estados, ¿cómo pueden sostener moral y matemáticamente que sobran humanos? Si realmente fuera así, los que están de más son ellos.

taro aso - club bilderberg

Perdidos. Los planes secretos del Club Bilderberg (págs 209-214)

Según sus cuentas, a ellos les sobran personas porque tienen contabilizada la cifra de esclavos que necesitan para producir, trabajar y consumir, es decir, para su gobierno mundial. Les sobran los ancianos porque reciben una pensión y ya no trabajan, les sobran los disminuidos psíquicos y físicos, los enfermos. Les sobran los pobres.

 

Guerra Fría global

La Guerra Fría nunca terminó o más bien se ha metamorfoseado en la Guerra Fría global. Las grandes potencias de entonces, Estados Unidos, la URSS y Gran Bretaña, que establecieron un nuevo mapa geopolítico de forma arbitraria, siguen pugnando por las zonas de influencia, por el statu quo. Dividieron el planeta en bloques milimétricamente detallados en el Tratado de Yalta. Territorios que fueron anexionados, repartidos con la única lógica de que fueran generadores de conflictos continuos, a los que se les esquilmaba la riqueza al mismo tiempo que se les endeudaba.

Muy pocas personas saben que la guerra es un negocio. Tenemos guerras en Afganistán, Pakistán, Irak, Somalia, Siria, Libia, Israel, Palestina, Turquía, el Congo, etcétera. De una manera u otra, todas las superpotencias están implicadas en la guerra, ¿y no es esto una guerra internacional? Tenemos desplegadas las fuerzas de la OTAN y la ONU por tantos puntos del planeta que es inevitable hablar de guerra mundial.

Guerra informativa, ciberguerra, sanciones comerciales y políticas, ataques a los satélites de países opuestos que paralizan las redes informáticas de los principales bancos y canales de televisión, guerra por todas partes. Tambores que comenzaron con el origen del mundo y que pararán, ¿cuándo?