París y la Tercera Guerra Mundial

Los que hace años reían, la noche del pasado viernes al sábado se llevaban las manos a la cabeza. Bueno, sé que no todos. Son varios años y obras tratando el tema de la Tercera Guerra Mundial, y son muchas las personas, algunas de ellas periodistas al servicio del imperio Bilderberg, intentando desacreditarme. Pero el tiempo pone a cada uno en su sitio.

Ha sido abrumador constatar que mientras desde las redes sociales, Twitter sobre todo, el mundo entero se hacía eco de este nuevo episodio de guerra en suelo de parisino, los mass media españoles seguían a lo suyo, con sus programas de imitaciones, programas rosas y películas. Y mientras, el pueblo clamando contra ellos porque quería información. Un ejemplo más de que en los medios no tenemos lo que queremos; el que los consume, elige entre lo que le ponen por delante. Las únicas excepciones fueron 13TV y el Canal 24 horas de RTVE.

Tras la tragedia sucedida en París, quiero hoy compartir algunas líneas que encontrarás en Perdidos pues considero que son pertinentes:

 

«La guerra no determina quién tiene razón, solo quién muere.» Bertrand Russell (1872-1970), filósofo, matemático y escritor inglés.

 

En Europa han convivido y conviven, con sus tensiones y sus guerras, las tres civilizaciones monoteístas (musulmanes, cristianos y judíos). Y alguien se está preocupando desde hace décadas de inocular el virus del rumbo perdido y transformarlo en odio que acreciente esas tensiones en vez de tender puentes para derribarlas. Mientras los amos del mundo manejan los hilos de la guerra, el pueblo humano debe centrarse en manejar los hilos de la paz.

Cuando Barack Obama recibió el Premio Nobel de la Paz, en diciembre de 2009, a pesar de que aún sigo preguntándome por qué se lo concedieron si no le había dado tiempo a hacer nada, ni a favor ni en contra de la paz, en su discurso en Ginebra defendió la «guerra justa». En una coyuntura internacional como la actual defendía la necesidad de la guerra para entrar en un periodo de paz. Teniendo como referencia, en este caso, el concepto de paz del imperio Bilderberg, que no es otro que el sometimiento de todos los seres humanos a su sistema. No olvidemos lo que nos enseñó el periodista Eric Blair, más conocido por su seudónimo George Orwell:

 

La guerra es la paz.

La libertad es la esclavitud.

La ignorancia es la fuerza.

1984.

 

 

De la misma manera que hay grupos creados para sembrar el odio entre los europeos, en otros países se incentiva el odio contra los americanos. Para los islamistas radicales Occidente es el gran Satán.

Por encima de todas las estrategias y tácticas que está utilizando el imperio Bilderberg, ¿cuál es el dispositivo absoluto por el que impone su poder? La guerra. Desde el origen del mundo, la fuerza bruta es el mecanismo por el que el más fuerte, o grupos débiles que unidos adquieren fuerza, dominan a otras tribus menos estructuradas o más pacíficas. Pero ¿es posible recurrir a ella en sociedades que aseguran salvaguardar la paz y la ley del derecho? Sí, cuando se plantea la amenaza de un peligro del que hay que defenderse. Entonces, mediante la propaganda lanzada desde los medios de comunicación, se persuade a los ciudadanos de que esa es la única solución, se maquillan las causan, se delimitan y catalogan los enemigos, se tergiversan los datos, el conocimiento, las emociones, los sentimientos, la historia y se extiende el miedo y el odio en el último paso hacia la guerra.

Realmente, anhelan el inicio de una nueva guerra desde hace décadas. La pregunta es, ¿cuándo sucederá? Los últimos atentados en el maratón de Boston, en Londres y en París han sido atribuidos por los portavoces oficiales al islamismo radical. Tras el de Londres, los jefes religiosos islámicos se apresuraron a afirmar que esos actos terroristas no tienen nada que ver con el islam, que el islam es una cuestión muy diferente a la que se predica en Occidente. Suenan tambores de guerra, ¿cuál será la llama que la prenda definitivamente?

Está el conflicto de Corea del Norte. Está la guerra de Siria, alentada al estilo inventado por Rothschild de armar a los dos bandos para luego recoger el botín. Siria está siendo destruida y quien sufre los efectos del feroz belicismo es el pueblo, como siempre.

Por otra parte, la guerra de Afganistán, un país cuyas fronteras artificiales concentran en un mismo territorio culturas de universos tan distintos que el conflicto continuado era, más que inevitable, una cuestión de lógica. «Después de haber estado varias veces destinado en Afganistán —me confía un sargento del Ejército británico— he llegado a la conclusión de que aquello está hecho a propósito para que siempre estén peleándose entre ellos.» Mientras, los amos del sistema se benefician de sus riquezas y su posición estratégica.

 

paris y la tercera guerra mundial - hollande

EFE/Eric Feferberg

 

Podría seguir escribiendo más, pero lo dejo aquí. Lamentablemente, el tiempo me vuelve a dar la razón y esto que escribí en Perdidos hace ya más de dos años está más vigente que nunca.

Déjennos vivir en paz.

 

Fuente imagen de cabecera: elintransigente.com
bilderberg y cataluña javier solana

¿Qué piensa Bilderberg sobre la posible independencia de Cataluña?

En estas semanas me habéis preguntado por la postura del Club Bilderberg ante el proyecto independentista catalán. Precisamente respondí a esa pregunta en Televisió de Catalunya, en el programa Els matins de TV3.

Fue una entrevista muy interesante. Me entrevistó Elena García Melero, periodista que, a diferencia de otros, me escuchó y me hizo preguntas muy oportunas e inteligentes. Os recomiendo verla entera. Si solo os interesa el tema de Cataluña, lo encontraréis al final.

Y si por si a alguno de vosotros os quedaba alguna duda después de verme en esta entrevista, agrego esta noticia en la que el bilderberg Javier Solana, ex secretario general de la OTAN y ex secretario general del Consejo de Europa (es decir, el primer presidente oficioso de la UE antes de la entrada en vigor del Tratado de Lisboa) asegura que la UE no tolerará una Cataluña independizada. Además, Solana advierte que será expulsada de la OTAN [1].

 

[1] http://www.abc.es/elecciones/catalanas/2015/abci-solana-otan-201509231051.html
Fuente imagen cabecera: elconfidencial.com

 

Grecia: el laboratorio de Bilderberg en la crisis mundial

La crisis financiera y socioeconómica que hoy sufrimos asaltó nuestras vidas como un ladrón en la noche mientras el mundo dormía plácidamente al regazo de un espejismo de lujos, viajes y casas concedidas mediante créditos bancarios o de ahorros invertidos en bancos de confianza, que prometían enormes lucros sin riesgo alguno. Y de un segundo a otro desapareció el dinero.

La caída de Lehman Brothers, la Spanish Revolution, las revueltas árabes, el asesinato de Gadafi… hasta llegar al actual ISIS. De pronto, como en una de esas figuras formadas con piezas de dominó, la primera ficha había caído y, tras ella, las demás.

¿Existía una mano invisible, férreamente organizada, que había creado una crisis artificial con un objetivo específico e interesado?

 

“Estamos al borde de una transformación global, todo lo que necesitamos es la correcta gran crisis y las naciones aceptarán el nuevo orden mundial”.[1]

 

Tras ciento cincuenta años de actividad, el 14 de septiembre de 2008 Lehman Brothers se acogía al capítulo 11 de la Ley de Quiebras de Estados Unidos.[2] Ingeniería financiera para unos. Gran estafa para otros.

 

“Reconocemos que esta es una seria crisis global que requiere una respuesta global”.[3]

 

Eran las palabras del entonces presidente de los Estados Unidos, George W. Bush, tras la reunión con los ministros de economía del G7.

El mismo día que se publicó esta información, quince bancos de los EEUU ya habían sido nacionalizados. El dinero de los ciudadanos estadounidenses se utilizó para rescatar a los bancos, mientras perdían sus casas por culpa, supuestamente, de las hipotecas subprime.

En un momento tan crítico nadie hallaba explicación a lo que sucedía. O más bien todos coincidían en culpar a los mercados. Pero, ¿quiénes son los mercados? ¿Son entes indeterminados? ¿O son entes en los que trabajan personas que están al mando de otras personas?

 
Grecia fuera del euro

 

¿Cómo se había creado la crisis?

Imagina un mercado de abastos en el que todos los comerciantes acuerdan unas leyes para el buen funcionamiento del mismo. Pero uno de los mercaderes cree ser más listo que los demás y para ganar más dinero tiene que saltarse dichas leyes. ¿Qué hace? Aliarse con otro mercader al que le intuye su misma codicia, o le lava el cerebro prometiéndole pingües beneficios, comenzando así las trampas. Primero asaltan el camión que suministra el pan a todos los mercaderes, evitando que llegue a los clientes, y crean otro mercado donde venderlo. Aprovechando la necesitad de las personas de consumir pan y, ante los rumores de escasez del mismo, aumentan su precio. Lo que viene llamándose especulación.

¿Dónde estaba nuestro dinero?

No todo el mundo sabe que el dinero es una mercancía, así que la pregunta era clara: ¿Dónde estaba el dinero que desapareció de la noche a la mañana? ¿Quién y por qué había retirado del mercado esa mercancía? ¿En manos de quién estaba?

En plena crisis y desde Europa, una vez firmado el Tratado de Lisboa, llegaban las peticiones de recortes y se instaba a la desaparición de entidades y burocracias nacionales en favor de nuevas entidades y cargos en la Unión Europea. No había dinero para los cargos públicos en los países pero sí para los del supraestado europeo. En plena crisis se nombra a Van Rompuy como Presidente del Consejo Europeo (sin que los ciudadanos, sin que ni tú ni yo lo hayamos votado). Un Van Rompuy que llega con tres secretarias, asesores, jefe de gabinete… En plena crisis nos robaban nuestro dinero para construir Europa. Su Europa.

Desde la II Guerra Mundial no se han producido grandes conflictos militares en Europa. Si no hay guerra, no hay beneficios económicos. No en vano, la guerra es uno de los negocios más lucrativos del mundo. De tal forma que el clásico modelo de guerra se ha sustituido por otra: la guerra financiera.

En plena crisis, en el año 2010 se crea en Europa la troika (formada por el BCE, el FMI y la Comisión Europea), que intervino la soberanía de los países. A cambio de ayuda económica obligaba a los países a recortar gastos en educación, sanidad, prestaciones sociales, desempleo… y así un largo etcétera.

El ejemplo más claro lo tenemos en el país natal de la reina Sofía: Grecia.

En 2009 Yorgos Papandreu ganaba las elecciones y hacía públicas que las cifras de déficit público y de deuda del anterior gobierno estaban falseadas. Una de las entidades eternamente presentes en Bilderberg había amañado las cuentas; me refiero a Goldman Sachs. El déficit superaba ampliamente  el 12 % y la deuda era superior al 113 % del PIB. A partir de entonces, la Comisión Europea acuerda el rescate griego a cambio de una rebaja en los salarios, al principio, acompañada de recortes en el gasto público y subida de los impuestos, retraso en cinco años de la edad de jubilación, etc. Sin embargo Grecia parecía no remontar, por lo que fue necesario un segundo rescate, acompañado, como no, de más y más recortes. A todo esto hay que unirle la escandalosa subida del desempleo, que pasaba de ser de cifras muy inferiores al 10 %, a la cifra actual, superior al 27 %. A estas cifras le acompaña otra: el aumento del número de pobres. Hoy un tercio de la población griega es pobre.

 

Lucas Papademos Bilderberg

 

El laboratorio griego

Grecia se convierte en un laboratorio. ¿Cuál sería el nivel de aguante de los griegos? Pues aún tendrían que soportar algo más, una acción creada directamente en el seno de Bilderberg y que se convirtió en una grave burla a su democracia, quizá la mayor de todas: la imposición de Lukás Papademos como Primer Ministro sin pasar por las urnas. Fue la estrategia para aprobar el segundo rescate al que el pueblo se negaba. A principios de noviembre de 2011, el que fuera vicepresidente del BCE bajo el mandato del Bilderberg y Trilateral Jean-Claude Trichet (actualmente es el presidente europeo de la Trilateral) se puso al mando de un gobierno tecnócrata al servicio de la Troika.

Ante el simple rumor de que Papadimos podía sustituir al entonces primer ministro, las bolsas europeas reaccionaron con subidas generalizadas en sus índices [4]. Esta subida también estuvo sustentada en la posibilidad de la inminente dimisión de Silvio Berlusconi como jefe del gabinete italiano. Y lo significativo fue que  «Il Cavaliere» sería sustituido por un miembro del Comité Directivo de Bilderberg, Mario Monti. Tampoco él fue elegido en las urnas. Fueron dos gobiernos “tecnócratas” puestos a dedo por Bilderberg y no por el pueblo, para salvar los intereses de sus políticas de austeridad. ¿Dónde estaba la democracia?

[Tweet «BILDERBERG COLOCÓ A UNO DE SUS HOMBRES AL FRENTE DEL GOBIERNO GRIEGO PARA OBLIGAR AL PAÍS A CUMPLIR SUS PLANES»]

 

Esto ha desembocado en lo ocurrido justo tres antes de las elecciones griegas de esta semana, cuando se postulaba como vencedor el partido Syriza. Desde la Unión Europea, utilizando una vez más la táctica del miedo, se amenazaba con dejar de proporcionar “ayuda” a Grecia y dejarla caer y, si fuera necesario, se llegaría a la salida de Grecia del euro, si no se votaba a los partidos que ellos querían.

Sin embargo, vistas las encuestas previas a las elecciones griegas y, conociendo lo que al final ha sucedido -la victoria de Syriza-, Bilderberg ordenó al BCE a darle a la máquina de hacer dinero, con lo cual, dentro de poco es posible que tengamos que marcar en el calendario el 22 de enero de 2015 como fecha en el que se inició el fin de la primera crisis global.

Si Grecia fue el problema, Grecia aportó el fin de la crisis. La verdadera solución es expulsar a Bilderberg del sistema democrático. Es un virus que lo enferma.

 

 

 

[1] David Rockefeller el 14 de septiembre de 1994 en un encuentro de embajadores en la ONU.
[2] El Mundo, suplemento <<Mercados>>, 19de septiembre de 2008, María Vega.
[3] ABC, 12 de octubre de 2008, Noelia Sastre.
[4] http://www.finanzas.com/noticias/economia/2011-11-10/594157_grecia-bolsa-griega-sube-ante.html
independencia de escocia 2014

¿Está Bilderberg detrás de la independencia de Escocia?

Hoy los escoceses votarán en referéndum si quieren separarse o no del Reino Unido. Ante un hecho geopolítico de esta magnitud, yo me pregunto: ¿Está Bilderberg detrás del desmembramiento de Gran Bretaña, de la independencia de Escocia?

Lo que me lleva a plantear esta cuestión es el conocimiento de un objetivo perseguido por Bilderberg desde hace décadas: desmantelar la Corona y la soberanía británica y forzarla a aceptar el euro.

 

La dama de hierro. Un ejemplo esclarecedor

 

–          “¿Qué se siente al haber sido denunciada por esos muchachos de Bilderberg?”.

–          “Considero un gran honor el hecho de ser denunciada por Bilderberg”.

 

Esta fue la respuesta de Margaret Thatcher a la pregunta del periodista estadounidense James Tucker, que no dejó pasar la oportunidad al coincidir con ella en un cóctel.

En el año 1975 la Dama de Hierro fue invitada a la reunión anual del Club Bilderberg por el aristócrata y ministro de Hacienda laborista Denis Healey. Durante los dos primeros días, Thatcher no pronunció una sola palabra. Algunos de los presentes comenzaron a quejarse a Healey, pues los invitados tienen que ganarse el privilegio de estar allí. Han sido invitados para hablar; los anfitriones quieren conocer sus ideas e intenciones acerca de los temas que han planteado en la agenda. “El senador Mathias de Maryland se dirigió hacia mí –rememoraba el noble británico– y me dijo: ‘Esa señora que usted ha invitado no ha dicho una palabra, realmente debería decirle algo’. Así que tuve unas tranquilas palabritas con ella en la cena. Se mostró avergonzada. Es obvio que pensó sobre el tema durante la noche porque al día siguiente, repentinamente, se lanzó en un especial Thatcher de tres minutos. No puedo recordar qué contó exactamente, pero el auditorio se quedó atónito  Como resultado de ese discurso, David Rockefeller, Henry Kissinger y los otros americanos se enamoraron de ella. La llevaron a la cima de América, la rodearon de limusinas y la presentaron a todo el mundo”1.

 

Margaret Thatcher Club bilderberg

Imagen: http://profiles.nlm.nih.gov/

 

Con el tiempo, Bilderberg le ordenó a Thatcher que desmantelara la Corona británica, pero ella dijo que de ningún modo, así que la echaron del club de los iluminados. Los partidarios de la Dama de Hierro acusan a la elitista entidad de haber presionado para conseguir desterrarla por su oposición al euro. Del mismo modo que te eleva a los altares, Bilderberg te hunde en los infiernos.

 

Paz o poder

Sorpresiva e inesperadamente el año pasado un miembro de Bilderberg habló claro. Unos pocos meses antes de la reunión 2013 en Reino Unido,  Tony Blair, se opuso al creciente nacionalismo británico en un artículo en Mail on Sunday argumentando que en la actualidad existe un nuevo motivo para la unión que nada tiene que ver con la paz:

“Estoy de acuerdo también con la defensa de David Cameron (conservador) de por qué Gran Bretaña debe permanecer como miembro de pleno derecho de la Unión Europea. En 2013 hay una nueva razón de ser, que es más fuerte, más clara y más duradera: no la paz, sino el poder”.

 

Tony Blair Club Bilderberg

 

El poder, señor Blair, no es una nueva razón de ser sino una motivación tan antigua como el mundo. Los poderosos se alían y enfrentan para conquistarlo o mantenerlo, y el desarrollo de la I Crisis Global revela a la luz pública cómo de cínicos o hipócritas pueden ser los que aseguran que las uniones, los bloques o los clubes elitistas se forman para conquistar la paz.

 

Las mentiras del Premier

En 1954 se celebró la primera reunión oficial del Club Bilderberg en Holanda para suscribir la mayor alianza del mundo occidental entre los propietarios del dinero, los funcionarios de gobierno, los servicios secretos y militares, el ámbito académico, el de las multinacionales y las comunicaciones, así como la realeza y la aristocracia europea.

En 1993, Tony Blair fue reclutado por el Club como joven promesa y tres años más tarde se convirtió en Primer Ministro. A partir de entonces los parlamentarios británicos comenzaron a cuestionar sus vínculos con Bilderberg. En marzo de 1998, le preguntaron cuántos miembros de su Gobierno habían asistido a reuniones del Club y su respuesta fue tajante: “Ninguno”. Como él mismo formaba parte de su Gobierno, negaba su propia asistencia mintiendo con total impunidad en una cámara democrática. Estaba bien aleccionado por Bilderberg para mantener el secreto de las reuniones.

 

Tony Blair Club Bilderberg Parlamento Británico

 

Al año siguiente, le requirieron el nombre de los ministros y funcionarios que asistirían a la reunión del grupo en Sintra (Portugal) y le pedían que realizara declaraciones al respecto. Esta fue su respuesta:

“Me han dicho que el Grupo Bilderberg suele invitar a un número de personas del gobierno, la política, la industria, las finanzas y la educación de un gran número de países a su conferencia anual. No hay representación oficial del Gobierno del Reino Unido”.

Con su respuesta, Blair aparentaba desconocer de primera mano la naturaleza de los invitados. Pero la apariencia no se correspondía con la verdad. Tampoco le preguntaban si alguno de los ministros y funcionarios que pudiesen asistir lo harían como representantes del Gobierno sino cuáles eran sus nombres. No lograron sacarle una palabra más.

Y de nuevo en el parlamento británico, en 2006, Norman Baker le interrogó acerca de si iba a proporcionar la información solicitada desde 1997 respecto a sus amistades con el distinguido grupo. El Premier volvió a negar con contundencia: “No he asistido a esas reuniones”.

 

Tony Blair Club Bilderberg Parlamento Británico 2

 

Pero pasó el tiempo y en junio de 2012 el que había mentido en repetidas ocasiones en su propio parlamento recuperó de súbito la memoria ante una pregunta realizada por un periodista de www.wearechange.org

–        Reportero: ¿Qué opina del Club Bilderberg?

–        Blair: Un grupo muy útil. Recuerdo haberme reunido con ellos en 1993. Es un gran logro que gentes de diferentes partes del mundo se reúnan, así que lo veo como algo bueno.

No logro entender la segunda pregunta, pero sí se advierte que Blair se siente incómodo y apurado, y responde con titubeos:

–        Eeeh… sí, bueno… tal vez haya cambiado algo desde que yo fui.

El recorrido de las mentiras suele ser corto y aquí comprobamos como él mismo se delata revelando que había mentido reiteradamente al Parlamento. ¿Cómo podemos fiarnos de políticos, de líderes mundiales que mienten de forma tan impune? ¿Nos dicen la verdad en algún momento?

Desde los años 90, en la Cámara de los Comunes y en la de los Lores se han formulado numerosas preguntas sobre Bilderberg que han quedado sin respuesta o encontraron las evasivas y ambigüedades propias del lenguaje político.

Pero la ambigüedad ya no evita que cada vez veamos con mayor claridad que Bilderberg va a por Europa y que después de su primer asalto al Eurosur (expuesto en Perdidos. Los planes secretos del Club Bilderberg), ahora se lanza a por Gran Bretaña, Alemania y Francia usando todo tipo de artimañas y estrategias, que suelen ser iguales o distintas y adaptadas a las peculiaridades de cada país y tiempo, pero que siempre quedan fuera de la luz pública de los focos de sus mass media. 

 

1El periodista inglés Ron Jon Ronson consiguió estas declaraciones de Denis Healey. Los invitados españoles se han negado a hablar con la prensa, a pesar de mis reiterados intentos. La única excepción es Esperanza Aguirre, cuyas palabras recojo en mi obra anterior, desaparecida del mercado.

 

Imagen de cabecera: http://www.dw.de
crisis global

Durao Barroso vs Perdidos

Durao Barroso, destacado miembro del club Bilderberg, al filo de concluir una década como presidente de la Comisión Europea nos cuenta que la UE no creó ningún problema y responsabiliza al Banco de España por “errores de supervisión”. Vamos a comparar lo que dice con la investigación llevada a cabo en Perdidos.

 

“Algo debe reemplazar a los gobiernos y el poder privado me parece la entidad adecuada para hacerlo”. – David Rockefeller en Newsweek International (1/2/1999).

 

La crisis financiera y socioeconómica que hoy sufrimos asaltó nuestras vidas como un ladrón en la noche mientras el mundo dormía plácidamente en el regazo de un espejismo de lujos, viajes y casas concedidas mediante créditos bancarios o ahorros invertidos en bancos de confianza, que prometían enormes lucros sin riesgo alguno.

La presentación en sociedad de la crisis tuvo lugar el 14 de septiembre de 2008 con la caída de Lehman Brothers. Desde ese momento y encabezados por el entonces presidente de EEUU, George W. Bush, la consigna fue clara: “Reconocemos que esta es una seria crisis global que requiere una respuesta global”.

¿Realmente es posible que una catástrofe de tales dimensiones se desencadene de un día para otro? ¿Dónde estaba el dinero?

Y la crisis…¿qué crisis? La crisis era solo para algunos porque se estimaba que los ricos estaban incrementando sus fortunas en torno al veinte por ciento al tiempo que en la clase media recaía el castigo de pagar la estafa generada por los mercados.

¿Y cómo es esa estafa? Veámoslo con un ejemplo:

Imaginad un mercado de abastos o un zoco. Entre todos los comerciantes acuerdan unas leyes destinadas al buen funcionamiento de esta colmena de tiendas. Todo funciona con normalidad hasta que uno de los mercaderes advierte que es más inteligente que los demás y decide utilizar esa inteligencia para ganar más dinero. Pero para ello tiene que saltarse las reglas que previamente había suscrito con el resto. Entonces se alía con otros a los que intuye su misma codicia, o les lava el cerebro a cambio de prometerles grandes beneficios, y empiezan las trampas. Primero asaltan el camión que suministra los tomates a todos los mercaderes, evitando que llegue a los clientes, y crean otro mercado donde venderlos. Aprovechando la necesidad de los ciudadanos de consumir tomates y, ante los supuestos rumores de la escasez de esta fruta, aumentan el precio del mismo, especulando con uno de los llamados bienes de consumo.

 

“En política nada ocurre por casualidad. Cada vez que surge un acontecimiento se puede estar seguro de que fue previsto para llevarlo a cabo de esa manera”. – Franklin D. Roosevelt.

 

Ayer el presidente de la Comisión Europea responsabilizaba al Banco de  España de la crisis por “errores de supervisión”. La UE no creó ningún problema, afirmaba.

 

durao barroso club bilderberg

 

Resulta curioso que no recuerde la frase de presidente del Banco Central Europeo: “Los Estados deben comprender que hace tiempo que perdieron su soberanía”.

¿Cuándo la perdimos? Cuando sin haber informado correctamente a los ciudadanos los parlamentarios europeos, muchos de ellos miembros de Bilderberg, como el presidente de la Comisión europea, Durao Barroso, aprobaron el Tratado de Lisboa, o el Tratado de Maastrich, en donde ya se incluía una drástica cesión soberanista.

Las conclusiones a lo que aquí están leyendo en respuesta a las palabras de Durao Barroso están íntegramente contenidas en mi última obra: ‘Perdidos’. Si quieres estar más informado sobre estos temas te invito a descargar gratis el primer capítulo de “Perdidos, ¿quién maneja los hilos del poder? Los planes secretos del Club Bilderberg”. Y si tu interés se acrecienta también puedes comprar Perdidos.

 

Concluyo haciendo mía la pregunta del parlamentario británico Dennis Skinner:

“¿Cómo es que cuando todos esos magnates de los medios de comunicación, los banqueros y los políticos se reúnen juntos desde 1954 ninguno fue capaz de detectar la llegada de la crisis? ¿O es que tal vez la han causado?