Hay que educar al Poder

El poder de Bilderberg

El Poder no soporta la democracia. El Poder ama las dictaduras. Su planeta ideal es aquel donde él dicta y el pueblo obedece. Sin rechistar, sin pensar, sin reflexionar. En su paraíso ideal, el político está a su servicio y no al de la comunidad que lo ha votado. Para lograrlo usa diferentes armas. Una de las principales es la Educación. 

El Poder no busca que las personas despierten. Lo que realmente quiere el Poder es «educar al pueblo para que vote al líder correcto». Lo afirmó sin rodeos ni tapujos el presidente del fondo estadounidense Blackrock, Laurence Fink, en el Foro Mundial de Davos de 2015. Lo dijo con franqueza como hablan los bilderbergs cuando se reúnen, porque se sentía en casa, estaba entre los suyos: los dueños del dinero, del mercado, de los medios de comunicación… Los fabricantes de los coches que conduces cada día, del pan que te llevas a la boca en el desayuno, de los programas de televisión que ves, de las bombas que explotan en Siria o en el Congo, de las metralletas que portan las mafias traficantes de seres humanos y de los bancos que lavan los dineros de sangre.

 

Laurence Fink Blacrock CEO

Fuente imagen: CNBC

 

Fink, ensoberbecido por el éxito tras décadas de manipulación en las escuelas, la cultura y en los medios de comunicación, olvidó contar hasta diez antes de decir lo que sentía su corazón y su mente, ya podridos por el olor envenenado del dinero. El financiero clamaba así contra los ciudadanos rebeldes que se negaban entonces a pagar la denominada Crisis Global votando a partidos distintos a los ofertados por el establishment europeo-estadounidense de naturaleza globalista. 

Quienes se salían del guión recibían un castigo ejemplar para corregir su imperdonable osadía, tal como castigó Zeus a Prometeo tras entregar el conocimiento a la Humanidad. Sin casas, sin trabajo, sin sueños, a los ciudadanos aún les quedaba el hígado. Y había que roerlo por toda una eternidad. Ese era el plan, así que a las insurrectas Grecia e Italia les impusieron dos tiranos, propagados en sus medios de comunicación como los más excelsos tecnócratas. Mario Monti, ex comisario europeo, senador vitalicio y miembro del Comité Directivo de Bilderberg en aquel momento, fue nombrado presidente de la República italiana sin que los ciudadanos pasaran por las urnas, ya que habían demostrado que no sabían votar correctamente. En Grecia, la UE decretó por la misma vía a Lucas Papademos, un ex vicepresidente del BCE, institución creada en la Era del Nuevo Orden Mundial por miembros del secretista Club.

Castigados a no ejercer su derecho al voto, recibían el escarmiento por protestar y resistirse a aceptar las reformas estructurales diseñadas por la Troika en beneficio de unas élites que se habían excedido en su codicia y que cada vez se alejaban más de la ciudadanía. «Hay una guerra de clases, de acuerdo, pero es la mía, la de los ricos, la que está haciendo esa guerra y vamos ganandola», Warren Buffett dixit.

La terrible coyuntura de la crisis había hecho surgir y organizarse a otros grupos de poder ansiosos de rivalizar con Bilderberg, que, tras sesenta años de reinado absolutista y despótico —todo para el pueblo pero sin el pueblo—, habían acumulado en el largo camino miles de enemigos. Tal era su afán insaciable de hacerse con todo el mercado y todo ser viviente del planeta Tierra. 

Apareció entonces en España Pablo Iglesias para hacerles la guerra a los ricos, o a la casta. A finales del año 2015, Podemos participó en las elecciones generales, después de hacerlo en las europeas, entrando victorioso a ambos parlamentos. Las palabras de Iglesias ilusionaron a parroquianos jóvenes y mayores. Las palabras, sí. Pero en solo tres años sus hechos lo han ido apartando de esos miles de votantes que vieron en él a un nuevo Prometeo. 

Por su parte, Bilderberg seleccionó en 2015 a Pedro Sánchez, del PSOE, y en 2017 a Albert Rivera, de Ciudadanos, para preparar la transición al futuro. El Comité Directivo los invitó como “promesas en ascenso de una generación más joven, porque no queremos que todo el asunto se convierta en un centro de envejecimiento de quienes fueron importantes en el Gobierno”, afirmó el ministro y Bilderberg Kenneth Clarke en el parlamento británico en 2013. 

 

sanchez y rivera bilderberg

Fuente imagen: http://www.rtve.es

 

El objetivo principal del Poder es mantenerse eternamente en el Poder y, para conseguirlo, transmuta a los políticos en títeres. La bronca que Rivera, Sánchez e Iglesias han recibido de sus respectivos amos por lo ocurrido en las pasadas elecciones debió adquirir tintes bíblicos.

  • ¡¿Qué habéis hecho, insensatos?! ¡Os pagamos para educar correctamente al Pueblo! ¡Os instruimos para que os voten!

Lo ocurrido determina la continuación de un proceso nuevo, de un camino distinto que comenzó con la Crisis que el Poder había provocado en su ansia de acaparar más poder y que le está costando caro. A este proceso de rebeldía se están apuntando ciudadanos de todo el Occidente, cuyas élites han manejado la geopolítica a su antojo desde la II Guerra Mundial. La manipulación de la Historia y la información, el uso de la propaganda y, en definitiva, de la Mentira han sido excesivos. Y el Pueblo ha descubierto sus trampas.  

Viendo la rebeldía del pueblo, comprendiendo como la antigua confianza se les escapa de las manos, han sacado el último cartucho: Greta Thunberg.

 

Greta Thunberg Nobel Revista Time

Fuente imagen: TIME

 

Los ciudadanos están hartos de corrupción y de que los tomen por idiotas, como a los esclavos de la Grecia Clásica o las mujeres que por carecer de almas les estaba prohibido participar en la Res Publica. El Pueblo solo quiere vivir en paz en su casa, llámese patria, nación, país o planeta Tierra. Los ciudadanos solo quieren tener un trabajo y una educación para sus hijos. Están hartos de ver cómo se instrumentalizan las escuelas para que sus vástagos voten en el futuro al «líder correcto». Hartos de ver cómo los masacran a impuestos para que los políticos títeres del Poder se gasten en juergas el dinero destinado a los parados o a programas de empleo, de que les roben las herencias de sus padres y manipulen a los jueces para evitar que el ladrón pague por sus delitos. 

¿Qué han respetado estos políticos del Poder? Ya advertí en mi libro Perdidos que las élites serían las verdaderas perdedoras de su propio juego, pero no quisieron oír. Como Casandra, adelanté los episodios que vendrían. Si siguen empeñados en controlarlo todo, todo lo perderán. La guerra la empezaron los ricos, pero no hay nadie más pobre en este planeta que el que solo tiene y quiere dinero… y Poder. Hasta eso lo perderán. Algunos, ya lo han perdido.

Verdaderamente, hay que educar al Poder para que aprenda a respetar al Pueblo.

 

CRISTINA MARTÍN JIMÉNEZ
Dra. en Periodismo, Escritora y Periodista

Fuente imagen de cabecera: desconocida.
10 Comments

    Victoria

    No sé si fué Hitler o Himmler el que dijo que las mentiras cuanto más gordas más se las cree la gente.Esta vez con la niña Greta ha fallado , la mayoría no la hemos creido y es más, hemos visto la maniobra tan descarada de manipulación.

    Jordi

    Esto es periodismo de verdad. Felicidades y gracias por tu trabajo

    Pablo Martín

    Hola, Cristina; mencionas a Greta Thunberg como el último cartucho. Yo he pensado sobre la posible irrupción d esta chica como algo programado para arrastrar a las masas detrás de la estela de su «ecologismo». ¿Que puedes decir sobre ello? Y, ¿sobre Pablo Iglesias? ¿otra figura comprada por completo? porque sí hay diferencia entre su discurso y algunas actitudes narcisistas que, me parece, han anulado a gente de su entorno más inmediato. Pero pienso que su programa tiene validez, una validez que temen los del IBEX35, que se nacionalice alguna empresa que antes fuera pública; etc Todo serio, muy serio.

    Salahuddin Costa

    Muy buenas noches. La cosa pinta bastante mal, nos tienen pillados y engañados. No aparece ningún Salvador Nacional ni internacional. La casta política es lo que es…
    Propongo y pido, estimada Cristina, que nos analices la situación política y que nos indiques de cara a las próximas elecciones:
    ¿Cuál es el menos malo de los candidatos?
    Ya que bueno no habrá…

    JOSE LUIS CARRASCO ESTEVEZ

    Muy buen análisis. Saludos desde Vancouver

    Marsa

    Entre la manipulación de las maquinitas cuentavotos para cuadrar el CIS de Tezanos con los resultados a la carta de las elecciones y estas pandillas de politiquillos manejados a distancia como muñecos de feria España está envuelta en una demagogia que cada día se aleja más de la democracia que determina la Constitución. Hay solución antes del desastre final ?..

    Jose Maria Vega Fernandez

    La pregunta que me obligas a hacerme es: ¿cómo sé yo si detrás de esos egoístas y podridos en plata y yates y poder no hay otro nivel de gente de élite, que deriva parte del acumulado oro a un destino insospechado aún por sus lacayos de Bilderberg?
    ¡pregunta de ingenuo, claro!….
    No creo en ningún Dios barbudo, pero sí en la posibilidad o probabilidad de que tras (o por encima, o por debajo) las conciencias sucias encumbradas como élites que manejan a las personas como vulgar plebe, todavía quedan bien repartidos por el mundo ciertas conciencias o mentes que construyen la historia humana -o la dirigen- hacia una meta que trasciende por mucho el problema particular de cualquier individuo y sus nobles y buenos proyectos de persona realizada y familias felices al viejo estilo?
    Ario, Semita, como fuere, pero trabajando no solo con Bilderberg sino con grupos religiosos, sectas, ONG´s, etc.etc. constituyendo lo que en su época Gurdjieff llamaba: «el circulo consciente de la Humanidad», cuyos dedos de las manos alcanzaban a contar?.
    ¿Hasta donde podemos pensar que el ser humano tiene una Tierra para siempre, sin intervención de una humanidad diferente a la tradicional?

    Fran

    Muy buena reflexión, lástima que este tipo de ideas no lleguen a una sociedad cada vez más «idiotizada» por los medios de comunicación convencionales y falta de conciencia autoreflexiba. Mucha fuerza!

    Juan Dávila-García

    Extraordinario estimada Cristina, has retratado a la perfección lo que esta ocurriendo en el mundo, España es una simple -comparsa- de momento del poder, pero nos estamos -embarrando- con tanto político analfabeto y ególatra del espíritu, felicitarte como siempre por tus acertados tratados, saludos.

    David

    Interesante como siempre lo mejor que pueden hacer para profundizar es leer tus libros

Deja tu comentario