¡Hasta el Moño!

 

¿Veis esa cresta que me sale de la cabeza? No os descubro América al señalar que se llama moño. Pues eso, voy al grano: ¡Estoy hasta el moño!

Hasta el moño de que las cosas hayan dejado de llamarse por su nombre y nos obliguen a usar otros porque si no incurrimos en lo políticamente incorrecto. ¡Qué delito! ¡Pues que me encarcelen!

Hasta el moño de los políticos de alma pequeña y miserable.

De los que provocan guerras y masacres para enriquecerse.

Hasta el moño de los que no tienen sentimientos ni conciencia de la necesidad de tenerlos.

De que la gente no te reciba con una sonrisa… ¡que es gratis y te devuelve más de lo que das!

Hasta el moño de que realmente no haya información sino ruido y propaganda.

De los que en momentos como éste, en el que necesitamos estar unidos y actuar como los de Fuenteovejuna (todos a una), muchos se dediquen a sembrar la discordia y usen el alarmismo y el miedo para tratar de engañarnos.

De que llamen cultura y religión a las humillaciones constantes a las que someten a las mujeres en los países islámicos.

Hasta el moño de que aseguren que hay que reformar la Constitución y las leyes, cuando lo que tienen que hacer es cumplirlas y hacerlas cumplir.

De que la división de poderes (legislativo, judicial y ejecutivo) elaborada en el siglo XVIII, y supuesta base de nuestros Estados, no se haya hecho realidad en el siglo XXI. Lo que genera corrupción y más corrupción.

Hasta el moño de que las personas honradas no adviertan cómo las engañan.

Hasta el moño de los que engañan a las personas honradas.

Estoy hasta el moño de los hombres miserables y cretinos que consideran que las mujeres somos todas unas putas (con todo el respeto hacia las profesionales. La mayoría de las que he conocido son más señoras que las que van de señoras por la vida) y que tenemos un precio para acostarnos con ellos y si no lo hacemos, somos más putas todavía y entonces, en vez de dejarnos en paz, elaboran un plan de venganza para cobrarse el desprecio que supuestamente les hacemos. No caen en la cuenta de que sólo el soberbio puede sentirse humillado.

Hasta el moño de la falta de profesionalidad que observo en todos los sectores.

De los ignorantes que van de sabios y de los sabios que no alzan la voz.

Hasta el moño de quienes aún no se han enterado de que en esta vida todo se paga y que la paradoja está en que te va a pagar con tu misma moneda.

Hasta el moño de la gente amargada que vive con el único objetivo de intentar joder a los demás.

Hasta el moño de que me intenten esclavizar cuando lo que más valoro del mundo es ser libre y que todos lo sean.

Hasta el moño de los que van de auténticos cuando sólo son un producto de marketing.

Hasta el moño de que las voces más bellas de este planeta sean calladas por las más tenebrosas. Éstas últimas están en minoría pero generan tal estruendo que las hacen parecer más numerosas.

Hasta el moño de que la gente que no quiere trabajar culpe al sistema de todos sus males y de que los que quieren trabajar no encuentren trabajo.

Hasta el moño de que los abusadores, los explotadores de niños, los asesinos, los pederastas actúen con toda la impunidad del mundo.

Hasta el moño de los que no tienen palabra, de los traidores y de los ladrones.

Del miedo al qué dirán.

De los que confunden valor y precio.

Hasta el moño de la gente que tiene el alma pequeña.

En definitiva, estoy hasta el moño de la MENTIRA.

Perdonadme las emociones.

21 Comments

    Carlos A. Gómez Urda

    Muy grande Cristina. ¿Y qué hacemos ahora? ¿Cómo solucionamos esto? Porque, o la Divina Providencia mete mano, o esto no sé cómo sacarlo adelante.
    Supongo que ya lo conoces, pero aquí te dejo (a ti y a todos) una entrevista al profesor Alberto Bárcena sobre estos temas que seguro encontrarás (encontraréis) interesante

      Pilar Gutiérrez

      Pues sí, Cristina, te entiendo perfectamente porque yo también estoy hasta el moño (con c) de todas esas cosas que dices, y, además, de que encima nos tomen el cabello tan descaradamente. Las únicas armas que tenemos son las redes sociales para que les lleguen nuestras voces; y no perder el humor, que es atributo de inteligentes, y esto pone nerviositos a esas pobres criaturas. Un abrazo.

    juan francisco romero sanchez

    De la M hasta la O de la palabra en si,están cargadas de pura realidad,las personas que leemos,nos informamos o nos paramos a investigar nos abrigan sin alertar,vivimos en una rabia constante,hasta la sonrisa nos quieren arrebatar pero tengo esa esperanza de que las personas comiencen a despertar y vean la cruda realidad,pero no es fácil cuando los medios de comunicación están de su lado y dibujan trazos a su antojo en el marco de la realidad..Cristina besos y cuida te ( vive con un poco de miedo,al menos el suficiente para seguir escribiendo )

    Ramón Fernández Fernández

    Pues si me perdonan la grosería…Yo estoy hasta los cojones de estar hasta los cojones.

    David

    Cristina, como siempre diciendo grandes verdades, a unos les queda París, a mi me quedas tú, continúa en esta senda pisando fuerte

      Cristina Martín Jiménez

      Gracias David.

    Manuel Guerrero

    TOMO NOTA CRISTINA, PARA HACER CURA DE HUMILDAD EN LA PARTE HUMANAMENTE PERSONAL QUE ME TOQUE. GRACIAS, LINDA. MANUEL. (ya sabes, yo voy a mi ritmo)

    Antiiluminatis y AntiBilderberg

    Estoy contigo Cristina!!!! Hasta el moño y hasta los co…..es de tanta mentira!!!! BRAVO CRISTINA!!! VALIENTE!!! GRACIAS por mirar siempre adelante en el camino de la VERDAD y luchar siempre porque SE SEPA LA VERDAD…Bravo por apostar y mirar donde los valientes han ido!!!! ENHORABUENA POR EL ÉXITO DE TUS METAS !!!! SOMOS LEGIÓN!!! A POR ELLOS QUE SON POCOS Y COBARDES!!!!

    Alvaro Grande

    Si el ser humano fuera perfecto, no existiria el mundo para escarmentarlo…

    Mari Valle Cañas Gago

    Suscribo tu artazgo hasta el Infinito y mucho másssssss!!!!!

    Maritima Casa

    Buenísimo. Lo comparto

    Pepa Villar

    Estoy contigo en cada referencia que haces, todas muy acertadas¡¡¡¡ La de los tios, aunque hay ecepciones, es genial¡¡¡¡¡ Besos.

    José Díaz de Cira

    Hasta los que no tenemos moño estamos hasta el moño.

    H

    Estimada Cristina comulgo plenamente contigo, sobre el punto de porque los políticos quieren reformas a la constitución y a las leyes que de ella emanan me imagino que ya se cansaron de guardarlas y hacerlas guardar en algún cajón para que nadie las cumpla. Ahora quieren que las constituciones y las leyes sean inmorales para ser garantes de la legalidad. En lo particular los políticos tienen una escala diferente de valores o son unos cínicos.

    richartedigital

    ¡Saludos!
    No hay mejor catarsis, aparte de desahogarse en llanto, que exorcizar las frustraciones con la escritura. Al menos digitando las ideas que plasman nuestro desacuerdo con el mundo actual. Excelente artículo. ¡Siga adelante!

    Virginia

    Ay Crisss!! así estamos todos/as!!, ole por ti

      Al

      «De que llamen cultura y religión a las humillaciones constantes a las que someten a las mujeres en los países islámicos.» Esto, aunque parezca mentira, viene de una corriente ideológica : el POSTMODERNISMO. Este pensamiento proclama, dicho de un modo básico y sin entrar en detalles, que hay que respetar todas las culturas. Así considerado, hemos de suponer que alcanzamos un equilibrio general, pues las distintas civilizaciones o modos de vida colectivo no intentarían influenciarse o modificarse entre sí. Lo cual choca con el concepto evangelizador y proselitista intrínseco que tiene cualquier religión o ideología política doctrinal. Es decir si una parte siguiera esta línea, cualquiera de las otras la barre del mapa.
      Dicho de otro modo, nosotros en Occidente admitimos prácticamente cualquier ideología. En cambio los países musulmanes no. Y los que cometen ablaciones con las adolescentes, menos.
      En suma, el Postmodernismo ha venido muy bien para justificar los últimos años de las relaciones internacionales de España…El por qué un país abanderado de la democracia y la libertad no mete su nariz en esos ‘ delicados ‘ asuntos internos de otros ( sólo Cuba es la que tiene que sufrir esas intromisiones, los demás nada ). Un país, el nuestro, que lleva décadas formalizando tratos con países donde una casta machaca legalmente al resto de la población.

    corazón de león

    Estoy con Luz Ma! Muy buen escrito!!
    xx

    Luz Ma

    Hasta el moño!!bien escrito. Un beso amiga

    marco antonio cobano

    Estoy contigo crys, me gusta todo lo que haces, dices y piensas, eres buenisima y encima wapa. Estoy contigo, estoy hasta los…… de todo

    Paco prada

    Oleeeeeeeeeeee !!!

Deja tu comentario