puertas giratorias en bilderberg

¿Quo vadis, Bilderberg?

¿De dónde vienes, a dónde vas?, se preguntan los funcionarios de la Unión Europea cuando se cruzan al girar una puerta. Todos sabemos que cuando hablamos de puertas giratorias nos referimos a un cargo público que pasa a la esfera privada. Es decir, a una empresa a la que él, su gobierno o partido político beneficiaron de algún modo cuando eran representantes públicos. Por ello, una vez dejado el cargo, “como recompensa” acaban ejerciendo un papel de dirección en dicha entidad.

En España tenemos un interminable rosario de ejemplos: Felipe González en Gas Natural; Aznar, De Guindos y Elena Salgado en Endesa; Ángel Acebes o Rodrigo Rato en Bankia; Narcís Serra en Caixa Cataluña; Matías Rodríguez Inciarte en el Santander… Y así una larga lista.

Recordemos que Joseph Retinger, ideólogo del Club Bilderberg, con una red de contactos en Europa tan abundante y destacada como en Estados Unidos, y el magnate David Rockefeller fueron los más activos creadores del Club Bilderberg. Se decía que la influencia de Retinger era tal que solo tenía que descolgar un teléfono para tener hilo directo con el Despacho Oval.

Ya dijo el presidente de EEUU Woodrow Wilson (1913-1921) que

 

«Algunos de los hombres más importantes de Estados Unidos en el campo del comercio y de la industria temen a alguien y a algo. Saben que en algún lugar hay un poder tan organizado, tan sutil, tan vigilante, tan interconectado, tan completo y tan penetrante que es mejor no decir nada en su contra».

 

Según señaló Retinger en su libro de memorias, las invitaciones a Bilderberg «solo son enviadas a gente importante y generalmente respetada, que por su conocimiento especial o experiencia, sus contactos personales y su influencia en círculos nacionales e internacionales pueden llevar más lejos los objetivos de Bilderberg». Una observación que encierra la esencia misma del Club, de naturaleza propiamente masónica, en el que los “hermanos” se ayudan los unos a los otros para alcanzar los objetivos previstos.

Si a nivel español podemos hablar de puertas giratorias para los casos que hemos citado más arriba, imagina qué puede suceder cuando entre tus contactos —esos con los que en Bilderberg te reúnes de forma “discreta” una vez al año —, están los propietarios y altos ejecutivos de multinacionales como Nokia, Coca-Cola, Pepsi Co, Google, Facebook, Amazon, Danone, la compañía petrolera noruega Statoil y la holandesa Royal Dutch Shell, la multinacional farmacéutica Novartis, Danish Oil and Gas Corporation, Siemens, Renault, BMW, DaimlerChrysler, Telecom, Repsol o Heineken N.V., por nombrar algunas, así como Goldman Sachs, Deutsche Bank, TD Bank Group. Morgan, Warburg y Wallenberg, Barclays, HSBC, Lazard Frères, Mediobanca Italia, Austrian Control Bank, inversoras KKV, el clan Rothschild, The Washington Post, Grupo Prisa, Financial Times,  Radio Internacional Australiana, Naional Post Newspaper, The Economist, The New York Times, The Wall Street Journal, Die Zeit, Le Figaro, La Repubblica… Y la lista podría continuar de forma ilimitada.

Precisamente, el Observatorio Corporativo Europeo (CEO) —el grupo de investigación que denuncia el acceso privilegiado y la influencia de determinadas empresas y sus grupos de presión en la formulación de políticas de la UE—, publicó recientemente el informe The revolving doors spin again, en el que trata este tema. Veamos algunos de los ejemplos con los que pone en evidencia cómo destacados funcionarios de la UE “saltaron desde sus despachos en Bruselas a empresas privadas u organizaciones vinculadas con las grandes multinacionales. Todo, después de haberse codeado durante años o lustros con las élites políticas y económicas mundiales desde sus sillones de máximos dirigentes europeos, los mismos que les permitieron dictar normativas que afectan a 500 millones de ciudadanos”. Esto tiene un nombre: corrupción.

 

Durao Barroso

durao barroso bilderbergEl ex Presidente de la Comisión Europea fue fichado por Bilderberg en los años 90, a cuyas reuniones asistió antes de llegar al máximo órgano de la UE. Desde que dejó el cargo, ha tenido relaciones y distinciones de todo tipo en empresas y universidades del más alto estatus. Pero sobre todo quiero destacar que su puesto más escandaloso es su nombramiento como uno de los 33 miembros del Steering Commitee de Bilderberg. Con este hecho, la relación entre Bilderberg y la UE ha quedado tan clara que hasta un niño de seis años comprendería que ambas instituciones son lo mismo. Pero para que no sea tan evidente que Bilderberg es quien manda, utiliza una sociedad pantalla, la Comisión Europea. O sea, que a todos los europeos nos gobiernan nuestros peores enemigos. Es como poner al lobo a cuidar de las ovejas.

Durao Barroso sucede en el cargo del Steering Committe a su compatriota Francisco Pinto Balsemao, fundador del Partido Social Demócrata en 1974 y que ocupó el cargo de primer ministro de Portugal entre enero de 1981 y junio de 1983. Es además, el mayor accionista del grupo de comunicación Impresa. Como sabemos, para todo bilderberg que se precie es fundamental manejar la información que las personas recibimos porque es el instrumento con el que pretenden controlar y manejarnos a todos.

Junto a Durao, destacan varios comisarios europeos que estuvieron a su cargo. Veamos algunos:

 

Viviane Reding

viviane reading bilderbergLa política luxemburguesa ha sido vicepresidenta de la Comisión Europea y también comisaria de Justicia, Derechos Fundamentales y Ciudadanía; comisaria de información y los media en la Comisión Europea; así como comisaria de Educación y Cultura. Entre las empresas con las que tiene conexión Reading se encuentra Agfa-Gevaert (presente en Bilderberg en 1983 y 1984) y relacionada con el mundo de la imagen e incluso de la medicina, Bertelsmann (empresa de medios de comunicación multinacional) o Nyrstar (relacionada con la industria minera).

Fue invitada a la reunión de Bilderberg de 2014 después de realizar unas declaraciones, a colación de las escuchas norteamericanas a líderes europeos, en las que aseguraba que si ellos habían espiado a los europeos, estos estaban en el derecho de espiarlos a ellos. Fue entonces cuando Bilderberg le dijo algo así: ven aquí, bonita, que te vamos a explicar unas cuantas cuestiones que aún no entiendes. ¿Que tú vas a espiar a quién?

Tras su paso por el oscuro cónclave ha mantenido la boca cerradita y se le han quitado las ganas de espiar a nadie.

 

Neelie Kroes

Neelie Kroes BilderbergCon Barroso fue la comisaria europea de Competencia en la Comisión Europea. Actualmente ocupa el cargo de vicepresidenta y comisaria de Agenda Digital. Asesora de Bank of América y el Open Data Institute. No está nada mal. Tiene asegurada una buena pensión.

 

Karel De Gucht

Karel De GuchtEx comisario europeo de Comercio. Miembro de los consejos de administración de Belgacom, ahora conocido como Proximus, que estuvo representado en Bilderberg los años 1984, 1995 y 1998; Merit Capital NV; CVC Partners; y otros.

Como dijo Retinger: «que pueden llevar más lejos los objetivos de Bilderberg».

 

Joaquín Almunia

Joaquín Almunia BilderbergComisario de economía de la Unión Europea hasta que Durao Barroso le encomendó una vicepresidencia y las riendas de la cartera de Competencia. Relacionado con Enel (empresa italiana del sector eléctrico presente en Bilderberg los años 2003, 2004, 2010 y 2012), el banco ING, JP Morgan y otros. Parece que no le va nada mal desde su batacazo electoral al que fuera Secretario General del PSOE tras Felipe González. No hay nada como rodearse de buenos amigos.

 

 

Siim Kallas

Siim Kallas BilderbergVicepresidentes y comisario de Administración, Auditoría y Lucha contra el Fraude en el primer mandato de Barroso. Vicepresidente de la Comisión y comisario de Transporte en el segundo mandato. Ahora, entre otros, es consultor para Nortal; asesor especial comisionado Dombrovskis y presidente del grupo de alto nivel de la Comisión de Expertos Independientes en Europa sobre Fondos Estructurales y de inversión. ¿Alguien puede creer que este grupo tenga algo de “independiente”?

 

La lista de personas que solo bajo el mandato de Durao Barroso en la Unión Europea ha entrado y salido y vuelto a entrar desde la empresa privada al ámbito público sería interminable. Vamos, como Pedro por su casa. ¿Para qué crees que Bilderberg fundó la UE? ¿Para el pueblo? Claro, como siempre. Todo para el pueblo, pero esta vez sin el pueblo.

Esta es solo una pequeña muestra para que se vea con claridad meridiana que si para la “casta” española las puertas giratorias son el camino habitual, para la “super casta” no es más que su pan de cada día.

cumbre del clima de paris 2015

París cae presa de la mentira del calentamiento global “provocado por el hombre”

–Digámosle a los ciudadanos que todos tenemos que luchar contra un gran peligro que amenaza la existencia humana en la Tierra: el cambio climático –apuntó con ojos codiciosos el banquero–. Pero para que este plan sea efectivo hay que añadirle la coletilla “provocado por el hombre”. Si no logramos convencer a la gente de que lo causa el propio ser humano no creerían en la posibilidad de luchar contra él para solucionar los problemas que supuestamente hemos generado.
Ejerciendo de abogado del diablo, uno de los discípulos más jóvenes e ingenuos se atrevió a rebatirle:
–Pero, ¿quién va a creer que nosotros, los humanos, podemos luchar contra imponentes fuerzas de la naturaleza y el clima?
Al oír estas palabras, el miembro más aventajado intercedió:
–¿Acaso aún no has aprendido que los ciudadanos creerán cualquier cosa que les digamos siempre que utilicemos el miedo como arma de manipulación? ¿No sabes quiénes somos? Somos los amos del mundo, nosotros tenemos el control de los medios de comunicación masivos, podemos decir lo que queramos y convertir la mentira más grande en verdad. Solo tenemos que repetirla cien veces, a todas horas, desde todos nuestros periódicos y canales de televisión. Contrataremos a las actrices y actores más populares y famosos de Hollywood y ellos sabrán contarlo al mundo como nadie, incluso soltarán algunas lágrimas que emocionen al público y les impida ejercer una defensa crítica del futuro apocalíptico que les presentaremos.
Entonces tomó la palabra Rockefeller:
–Sí, contrataremos a algún actor famoso, pero para empezar creo que Al Gore será un candidato excelente para desarrollar el plan. Viajará por todo el mundo dando conferencias que le reporten ingresos millonarios, así se verá gratificado económicamente y alcanzará gran prestigio, de modo que se someterá sin problemas a nuestras órdenes –dijo Rockefeller mientras una sonrisa cínica le recorría por dentro manifestándose en los labios–. No solo conseguirá dinero sino que sentirá la ilusión de ser poderoso porque el mundo lo alabará. Hablaremos con nuestros contactos en Hollywood para que le den un Oscar al documental que vamos a realizar con las imágenes más impactantes de la Tierra y nada será más fácil para nosotros que obtener el premio Nobel por la lucha infatigable a favor de la vida humana.
–Pero, ¿cómo vamos a conseguir que lo crean? –repitió el discípulo lerdo.
–Lo revestiremos de religión, la nueva Ecología será la gran religión del milenio y usaremos la mecánica de una secta. La gente está deseosa de pertenecer a un grupo y, más aún, a uno que luche por la verdad, a uno que sea capaz de hacer grandes sacrificios por defender una ideología auténtica. Y vamos a conseguir que lo más auténtico en estos momentos de incertidumbre sea la lucha por la vida en la Tierra. Aprovecharemos el cambio que se está dando en el clima para elaborar una nueva mentira, la gran mentira. Para nosotros es muy fácil hacerlo, contamos con todos los medios a nuestra disposición. Además, hablaremos con los legisladores para que sea obligatorio ver el documental en todas las escuelas del mundo, así adoctrinaremos a los ciudadanos desde la niñez…

 

Como he contado infinidad de veces, a las reuniones anuales del Club Bilderberg está prohibido llevar escolta (la seguridad de estos encuentros se lleva a cabo en parte con las fuerzas de seguridad pública, la que pagamos entre todos), pero no palos de golf. Y hace ahora más de una década, mientras la mayoría de invitados pasaban el tiempo jugando al golf, el núcleo duro del imperio Bilderberg estaba reunido en secreto hablando del cambio climático “provocado por el hombre”.

 

mentiras cambio climatico

Graffity atribuido a Banksy en Londres. (Reuters)

 

Desde ayer y hasta el 11 de diciembre en París tendrá lugar la vigésimo primera reunión de países que quieren “tomar medidas” contra el cambio climático, repito, “provocado por el hombre”. Estarán presentes casi 200 estados para, según recoge El Confidencial, “llegar a un acuerdo global pero basado en medidas concretas que mantenga el calentamiento global por debajo de los 2 grados de aquí a final del siglo XXI”.

Como puedes comprobar, en el intenso, sectario y repetitivo mantra que nos inculcan en su guerra sutil y discreta no podía faltar la palabra “global”. Crisis global, terrorismo global, gobierno global… y calentamiento global.

Pero este tema no es nuevo, aunque esa conversación hubiera tenido lugar hace una década. En los años sesenta un grupo de expertos alineado a Bilderberg realizó un análisis acerca de la conveniencia de un planeta sin guerras. El grupo de estudios concluyó que para establecer un mundo de paz permanente se necesitaba encontrar sustitutos a la guerra y apuntaron algunas fórmulas, entre ellas la creación de enemigos ficticios como, por ejemplo, la amenaza de una contaminación ambiental masiva y global. Ese estudio se conoce como Informe Iron Mountain.

Veamos, recurriendo al artículo de El Confidencial, cuáles son los puntos clave de la  Cumbre del Clima de París:

 

objetivos Cumbre del Clima de París

 

¿Quién se erige como el líder, la voz autorizada en esta cumbre en París sobre el cambio climático provocado por el hombre? No podía ser otro que el troyano del Club Bilderberg: Barack Obama, la otra mentira del imperio que ya denuncié en 2010 en El Club Bilderberg. La realidad sobre los amos del mundo, que entonces fue censurado y que acaba de publicarse como Los amos del mundo al acecho. Un Obama que, como relata el diario El País[1], cuenta con siete claves contra el cambio climático. Qué inquietante, qué llamativo que leamos la información del títere de Bilderberg en el periódico comandado por el miembro español del Steering Commitee, Juan Luis Cebrián. Y qué casualidad que también el número de claves sean, no cinco o diez, sino siete. “El número que gobierna las formas y las ideas y es la causa de los dioses y de los demonios”, según decía Pitágoras. El número que representa las ramas del saber según los hindúes; el número más evocado en La Biblia; el número que representa la vida, la armonía universal y la perfección para la masonería.

En los próximos días veremos cómo se desarrolla la cumbre y a qué acuerdos llegan, si es que llegan a alguno. Dependerá en gran medida del “consenso” entre los propietarios del dinero y el poder. Ellos controlarán las nuevas formas de energía y no siempre llegan a un acuerdo a la hora de repartir el futuro botín. Y mientras ellos se reparten el nuevo mundo, a nosotros nos distraen con una lucha imposible, como Quijotes contra molinos de viento.

 

Toda la información sobre La mentira del “calentamiento global” podrás encontrarla desarrollada en el capítulo 13 de Los amos del mundo al acecho.

 

los amos del mundo al acecho - portada

 

 

 

 

 

[1] http://internacional.elpais.com/internacional/2015/08/03/actualidad/1438600767_055631.html
Fuente imagen de cabecera: http://www.zocalo.com.mx
tercera guerra mundial atentado paris

La excusa para la Tercera Guerra Mundial será la religión

Debido a los acontecimientos de barbarie de los últimos días, semanas y meses, quiero compartir contigo el final del tercer capítulo de Perdidos, La Tercera Guerra Mundial, en el que reflexiono si la excusa para la guerra será la religión:

 

¿No estamos ya en guerra? En una sola guerra con varios frentes como Afganistán, Pakistán, Irak, Somalia, Siria, Libia… Y no nos olvidemos de Israel, Palestina, Turquía, el Congo, etcétera. De una manera u otra, todas las superpotencias están implicadas en la guerra, ¿y no es esto una guerra internacional? Tenemos desplegadas las fuerzas de la OTAN y la ONU por tantos puntos del planeta que es inevitable hablar de guerra mundial. Pero aún será más grave. Durante mucho tiempo he pensado que Irán podría ser el detonante de esta Tercera Guerra Mundial, pero solo los amos del poder saben cuándo y dónde apretarán el botón.

De momento parece claro que vamos directos a la guerra, que fue declarada oficialmente en 2001 por el entonces presidente George W. Bush contra el «terrorismo internacional» tras el atentado a las Torres Gemelas. Algunos autores hablaron entonces de autoatentado. Afirmaban que Estados Unidos se había atacado a sí mismo para disponer de una excusa con la que declarar la guerra a Irak. Pero en realidad no fue el gobierno estadounidense, sino una facción de este, el gobierno invisible de los amos del poder.

 

 

El poeta Charles Baudelaire escribió: «La más hermosa de las jugadas del diablo es persuadirte de que no existe». Precisamente esa ha sido durante mucho tiempo la victoria de Bilderberg, hacernos creer que su existencia como gobierno invisible era pura ficción. Pero ahora su rostro está desvelado. Ahí están sus miembros, sus acciones y sus botines de guerra. Con estos datos ya pueden comenzar a recuperar el rumbo perdido. Dijo el genial físico Albert Einstein: «No sé cómo será la Tercera Guerra Mundial, pero la Cuarta será con piedras y lanzas».

Lo que sí veo claro es que los mercaderes harán una guerra religiosa. La defensa de la religión como excusa, ya sea esta la religión ecológica o la religión humana. Europa tiene que reaccionar. Europa no estaba dormida, estaba muerta y parece que está despertando. Hay señales de esperanza, pero la guerra nos acecha, está amenazando con desencadenarse cualquier día y los bandos están armándose. No seamos ingenuos, no creamos que no van a hacerla estallar el día menos pensado, porque ocurrirá.

Organicemos nosotros, el pueblo del planeta, la Cuarta Guerra Mundial. Que sea una guerra donde las armas sean los hechos que han cometido y cometen estos criminales contra la vida en todos sus aspectos. Que se juzgue su maldad e iniquidad, que se juzguen sus muertes masivas ejecutadas en nombre de sus falsos dioses (el dios dinero, el dios mercado, el dios de la superpoblación…). Que se juzguen sus mentiras, sus complots, sus maquinaciones, sus tergiversaciones de la historia, sus guerras genocidas y económicas, sus guerras espirituales. Sus robos y saqueos. Sus secretos —como denunció Kennedy—, sus ataques a la libertad individual y comunitaria. Sus palabras asesinas, sus odios. Su aplastante maquinaria contra los derechos humanos y la democracia. Esa es nuestra guerra. Esa es nuestra lucha. Nuestro ejército: todos los seres humanos de la Tierra.

 

Fuente imagen cabecera: AFP (Agence France-Presse)
paris y la tercera guerra mundial

París y la Tercera Guerra Mundial

Los que hace años reían, la noche del pasado viernes al sábado se llevaban las manos a la cabeza. Bueno, sé que no todos. Son varios años y obras tratando el tema de la Tercera Guerra Mundial, y son muchas las personas, algunas de ellas periodistas al servicio del imperio Bilderberg, intentando desacreditarme. Pero el tiempo pone a cada uno en su sitio.

Ha sido abrumador constatar que mientras desde las redes sociales, Twitter sobre todo, el mundo entero se hacía eco de este nuevo episodio de guerra en suelo de parisino, los mass media españoles seguían a lo suyo, con sus programas de imitaciones, programas rosas y películas. Y mientras, el pueblo clamando contra ellos porque quería información. Un ejemplo más de que en los medios no tenemos lo que queremos; el que los consume, elige entre lo que le ponen por delante. Las únicas excepciones fueron 13TV y el Canal 24 horas de RTVE.

Tras la tragedia sucedida en París, quiero hoy compartir algunas líneas que encontrarás en Perdidos pues considero que son pertinentes:

 

«La guerra no determina quién tiene razón, solo quién muere.» Bertrand Russell (1872-1970), filósofo, matemático y escritor inglés.

 

En Europa han convivido y conviven, con sus tensiones y sus guerras, las tres civilizaciones monoteístas (musulmanes, cristianos y judíos). Y alguien se está preocupando desde hace décadas de inocular el virus del rumbo perdido y transformarlo en odio que acreciente esas tensiones en vez de tender puentes para derribarlas. Mientras los amos del mundo manejan los hilos de la guerra, el pueblo humano debe centrarse en manejar los hilos de la paz.

Cuando Barack Obama recibió el Premio Nobel de la Paz, en diciembre de 2009, a pesar de que aún sigo preguntándome por qué se lo concedieron si no le había dado tiempo a hacer nada, ni a favor ni en contra de la paz, en su discurso en Ginebra defendió la «guerra justa». En una coyuntura internacional como la actual defendía la necesidad de la guerra para entrar en un periodo de paz. Teniendo como referencia, en este caso, el concepto de paz del imperio Bilderberg, que no es otro que el sometimiento de todos los seres humanos a su sistema. No olvidemos lo que nos enseñó el periodista Eric Blair, más conocido por su seudónimo George Orwell:

 

La guerra es la paz.

La libertad es la esclavitud.

La ignorancia es la fuerza.

1984.

 

 

De la misma manera que hay grupos creados para sembrar el odio entre los europeos, en otros países se incentiva el odio contra los americanos. Para los islamistas radicales Occidente es el gran Satán.

Por encima de todas las estrategias y tácticas que está utilizando el imperio Bilderberg, ¿cuál es el dispositivo absoluto por el que impone su poder? La guerra. Desde el origen del mundo, la fuerza bruta es el mecanismo por el que el más fuerte, o grupos débiles que unidos adquieren fuerza, dominan a otras tribus menos estructuradas o más pacíficas. Pero ¿es posible recurrir a ella en sociedades que aseguran salvaguardar la paz y la ley del derecho? Sí, cuando se plantea la amenaza de un peligro del que hay que defenderse. Entonces, mediante la propaganda lanzada desde los medios de comunicación, se persuade a los ciudadanos de que esa es la única solución, se maquillan las causan, se delimitan y catalogan los enemigos, se tergiversan los datos, el conocimiento, las emociones, los sentimientos, la historia y se extiende el miedo y el odio en el último paso hacia la guerra.

Realmente, anhelan el inicio de una nueva guerra desde hace décadas. La pregunta es, ¿cuándo sucederá? Los últimos atentados en el maratón de Boston, en Londres y en París han sido atribuidos por los portavoces oficiales al islamismo radical. Tras el de Londres, los jefes religiosos islámicos se apresuraron a afirmar que esos actos terroristas no tienen nada que ver con el islam, que el islam es una cuestión muy diferente a la que se predica en Occidente. Suenan tambores de guerra, ¿cuál será la llama que la prenda definitivamente?

Está el conflicto de Corea del Norte. Está la guerra de Siria, alentada al estilo inventado por Rothschild de armar a los dos bandos para luego recoger el botín. Siria está siendo destruida y quien sufre los efectos del feroz belicismo es el pueblo, como siempre.

Por otra parte, la guerra de Afganistán, un país cuyas fronteras artificiales concentran en un mismo territorio culturas de universos tan distintos que el conflicto continuado era, más que inevitable, una cuestión de lógica. «Después de haber estado varias veces destinado en Afganistán —me confía un sargento del Ejército británico— he llegado a la conclusión de que aquello está hecho a propósito para que siempre estén peleándose entre ellos.» Mientras, los amos del sistema se benefician de sus riquezas y su posición estratégica.

 

paris y la tercera guerra mundial - hollande

EFE/Eric Feferberg

 

Podría seguir escribiendo más, pero lo dejo aquí. Lamentablemente, el tiempo me vuelve a dar la razón y esto que escribí en Perdidos hace ya más de dos años está más vigente que nunca.

Déjennos vivir en paz.

 

Fuente imagen de cabecera: elintransigente.com
los amos del mundo al acecho

El Club Bilderberg. La realidad de los amos del mundo

Han pasado cinco años y medio desde la primera publicación de este libro en mayo de 2010, un mes antes de la reunión Bilderberg en Barcelona. Por tratarse de mi tercera obra y coincidir con la celebración del polémico cónclave en España, el libro levantó una expectación insólita. Por ello sorprende que estuviera solo un breve lapsus de tiempo en las librerías a pesar del interés que generó. Las personas que querían leerlo no lo encontraban por ninguna parte y denunciaron su desaparición en las redes. Se había esfumado dejando un rastro de preguntas, incertidumbres y silencios. Jamás se me explicó lo que ocurrió, solo sé que una escritora sufre al ver censurada su obra. Tal vez puedan imaginar que hoy mi felicidad trasciende las palabras que salen de mi mente para expresar la alegría que siento porque vuelva a la vida. Es el regreso del hijo pródigo en versión libro.

 

El Club Bilderberg. La realidad sobre los amos del mundo (Absalon)
Lo que han conseguido aquellos que participaron en su desaparición es dotarlo de más valor, porque las denuncias e informaciones que vaticiné en esta obra en 2010 se han hecho realidad, son palpables, es el mundo que hoy encuentran al encender sus televisiones. Pero aún hay más, porque cinco años después los periodistas que deben informarles no les cuentan a ustedes lo que está pasando ni quiénes son los generadores de los acontecimientos que ocurren. Cada vez hay menos información y más infoxicación. Cada vez hay menos libertad, por ello es importante que conozcan la historia contenida en estas páginas. Son las páginas de un libro que ha permanecido oculto hasta que el el tiempo pausado, valiente y sabio ha venido a rescatarlo.

 

Este nuevo libro que saldrá a la venta en papel en Uruguay en los próximos días y contempla dos capítulos es exclusiva sobre Bilderberg en ese país. El libro originario lo pondré a la venta, de momento en formato eBook, seguramente en Amazon, y me estoy planteando la posibilidad de reeditarlo también en papel desde Amazon.

Ya sé que es difícil, pero si alguien quiere acercarse a la presentación de la obra en Uruguay, aquí está la invitación.

 

los amos del mundo al acecho

 

Gracias a todos los que habéis preguntado estos últimos años. Ya os lo dije: tiempo al tiempo.